×

Novedades

Los músicos vislumbran un año sin tocar ¿El show por streaming jugará de reemplazo?

Es una realidad que parece cobrar cada vez más fuerza de cara al futuro. Le consultamos a los involucrados en la industria para que nos cuenten su opinión.

Exclusivo web
Los músicos vislumbran un año sin tocar ¿El show por streaming jugará de reemplazo? - Radio Cantilo

lunes 04 May, 2020

Pocos días después del comienzo del aislamiento en la Argentina, Fito Páez dio un concierto en vivo que trasmitió a través de su cuenta de Instagram y lleva más de 1.7 millones de reproducciones. Lo siguieron Pedro Aznar, Paula Maffia y muchos artistas más. La respuesta posicionó al streaming como una alternativa viable, pero ¿cuáles son las posibilidades concretas de monetizar el arte virtual?

Según las estimaciones de ACMMA, Asociación de Managers Argentinos, la misión es encontrar lógicas de concierto nuevas que puedan suplir a los 13.000 shows monetizados en el último año y contenga a las 10.000 fuentes de trabajo contando músicos, sonidistas, iluminadores, teloneros, productores, personal de la sala, boleteros y personal de seguridad. “El streaming puede ser una alternativa interesante que nos permita estar en contacto con el púbico, pero no es el reemplazo. El arte es mucho más que lo que podamos transmitir por redes. No lo entendemos con un plan b” argumentó Gerardo Rojas, presidente de la asociación.

El músico Javier Malossetti ve los avances del streaming como algo a largo plazo: “los vivos tocando y las clases virtuales son herramientas que vinieron a quedarse. No creo que eso venga a reemplazar el vivo, creo que vino para convivir. Hoy no da nada de plata, pero en algún momento va a llegar quien reditúe con eso, como lo hizo Spotify”.

En los cálculos que la industria está haciendo para subsistir aparecen las bajas regalías destinadas a los músicos por las reproducciones en plataformas globales como Spotify. Lucía Ravazzolli, miembro de Otro Planeta Managment y productora de artistas como Miss Bolivia y Cumbia Queers explica: “el artista cierra con sello que a su vez cierra con distribuidora. Esa distribuidora manda el material a las plataformas Spotify o Itunes. Un porcentaje de las ganancias se lo queda la plataforma, otro la distribuidora y otro el artista, que suele ser entre el 10 o 15 %”.

Bandas internacionales como Black Pumas probaron con la marketización del show por online: durante dos horas tocaron con el logo de una reconocida marca de autos en la imagen, y así lograron rentabilidad dentro de YouTube. Santiago Moldovan de la orquesta La Delio Valdez dio detalles de las complicaciones que pueden aparecer: “En nuestro caso somos una orquesta y como muchas bandas grandes no podemos resolverlo con una cámara y una guitarra. No tenemos más alternativa que esperar a la flexibilización de la cuarentena para volver a reunirnos, armar un set, y empezar a probar nuevas estrategias de difusión y conciertos.

Algunas bandas ya se organizaron para estos tiempos, y Cecilia Dìaz, manager de Acorazado Potemkin lo explicó: “Lo primero que hicimos fue crear un portal para compartir info, lanzamienzos y todo lo que podamos entre muchas bandas, el portal se llama siemprehayrock.com.  Lógicamente nos inclinamos al straming, aunque es muy difícil lograr que se escuche bien. Termina siendo un show más actústico o solista, y está muy lejos de reemplazar al concierto en vivo. ”.

Hasta ahora, únicamente Facebook anunció a través de un comunicado que durante las próximas semanas los eventos de la red permitirán que el artista tenga la posibilidad de cobrar el acceso a videos en vivo. El movimiento de música en vivo por internet es relativamente nuevo y salvo las grandes transmisiones auspiciadas por empresas, todavía resta saber si los trabajadores de la música podrán encontrar ahí un respiro.

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...