Novedades

Rock en Baradero: Día 1 – La “Ceremonia del Verano” está en marcha

La primera jornada del festival que reúne una gran variedad de artistas de diversos géneros tuvo su primera jornada con los shows destacados de La Mississippi, Lucy Patané, Paula Maffia, La 25, Nonpalidece, Miss Bolivia, Coti y Los Gardelitos, entre otros. Fotografías: Gonna Go Producciones.

Exclusivo web
Rock en Baradero: Día 1 – La “Ceremonia del Verano” está en marcha - Radio Cantilo

domingo 23 Feb, 2020

La mística de cualquier festival de rock radica en ciertos requisitos fundamentales para lograr tener éxito: buenas bandas, diversidad de géneros musicales, un espacio adecuado, sets breves pero furiosos y un público dispuesto a dejarse llevar por la fiesta que significa un evento de semejante características.

El primer día del Rock en Baradero 2020 comenzó de forma inmejorable, con artistas emergentes que en poco tiempo lograron mostrar lo mejor de su repertorio; otros en ascenso que confirmaron el lugar que ocupan actualmente dentro de la música argentina y, por supuesto, aquellos consagrados que comprenden que acotar sus presentaciones significa hacer sonar sus más grandes éxitos para el goce del público.

Aquellos que llegaron hasta el lugar para comenzar a vivir el primero de tres días dedicados exclusivamente a la música colmaron la capacidad del predio, aunque no fue sino hasta que el sol comenzó a caer que se pudo apreciar al grueso de la gente. Durante las primeras horas fueron pocos los que pudieron disfrutar de bandas como Alter, Invade Marte, Barro, Divina Argentina o Los Bronson.

Aunque para las 17, fueron más los que se acercaron para vibrar con los conciertos de Luceros El Ojo Daltónico, Patagonia ReVelde o La Cumparsita, bandas que pusieron a rockear a esa masa de concurrentes que, de a poco, comenzaba a aumentar progresivamente.

Sin dudas uno de los puntos más altos de la tarde fueron las presentaciones de Lucy Patané (acompañada por Nahuel Briones en guitarra), que con su eclecticismo sonoro y sus riff radicales combinados con las filosas palabras de su cantante, sacudieron la tarde mientras festejaban la “diversidad musical” del festival. Mientras que la lisergia propia de un set de melodías contagiosas a cargo de El Plan de la Mariposa, apoyadas en imágenes altamente hipnóticas, confirmaron el crecimiento de una banda que –durante los últimos años- viene demostrando que ya no es casualidad la mejoría evidente que presentan desde lo musical y compositivo la banda de los hermanos Andersen.

Paula Maffia fue otra de las grandes presentaciones de la tarde, en este caso acompañada de su banda And Sons (integrada por Briones y Patané, entre otros), que combinaron ritmos sagaces con violentos cruces de guitarras distorsionadas que hicieron bailar –por momentos- a los espectadores y, por otros, retorcieron los cuerpos cuerpos con una mezcla de sonidos míticos y viajeros sumados al vuelo poético de las composiciones de su cantante, ideales para comenzar a recibir la noche del sábado.

Punto aparte merece la presentación de La Mississippi que, como nos tiene habituados, logró concentrar en un puñado de minutos varias de sus grandes canciones como “Bufalo”, “San Cayetano”, “Matadero” y hasta el cover de “Post Crucifixión” de Pescado Rabioso.

Una vez que el sol se ocultó apareció Miss Bolivia con un set de electro cumbia que le subió la temperatura a una noche de clima cuasi otoñal. Su presencia arriba del escenario, junto a una crew de bailarinas, acompañó algunos clásicos como “Ready”, “Bien Warrior”, “Paren de matarnos” o “Tomate el palo”. Aunque la cuota de sorpresa la dio con su cover de la canción “Gente que No”, de Todos Tus Muertos.

La noche de esta primera jornada estuvo marcada por el rock and roll, aunque con espacio para otros géneros como el reggae de la mano del Naty Combo y Nonpalidece, dos bandas que son garantías de buenos shows encargadas de aportar una cuota de relax a un día tan intenso. La segunda, además, tuvo el honor de ser los encargados de cerrar una extensa jornada que contó con más de 12 horas de conciertos.

“Abre tus ojos”, “Tu recompensa”, “Para dónde corrés” “La flor”, “Tu presencia” y “Reggae del universo”, fueron algunos de los clásicos que adornaron el final de la noche.

Los Pérez-García y Cielo Razzo sirvieron como entrada previa a un plato principal lleno de esas canciones que nos hacen volver una y otra vez al barrio, a ese lugar de pertenencia con el que nos identificamos ante los demás.

Por su parte, Coti Sorokín, uno de los compositores por excelencia del cancionero argentino, realizó un show bien rockero, con temas perfectos para el pogo (“armen un hueco ahí para saltar”, diría incluso el cantante arengando a la masa), alejados de sus versiones originales más edulcoradas. Si la noche demandaba un sonido en particular, este artista adaptó sus clásicos al tempo necesario para que el festival se viva a pura fiesta.

De su paso se destacan sus propias reversiones de “Antes que ver el sol”, “Nada de esto fue un error”, así como una divertida interpretación de “¿Dónde estás corazón?” en clave reggae.

Por supuesto que el plato fuerte fueron las 20 canciones que preparó La 25 para deleitar, durante más de una hora, a sus seguidores más fieles que colmaron la capacidad del predio para disfrutar de un concierto único con músicos del Teatro Colón como invitados. “Cruz de sal”, “No pares”, “Sucio Sheriff”, “Quiero 25”, “Libertad”, “Solo Voy”, “Olfato de Ratón”, “Chica del Suburbano” y “Así es el rock and roll”, no faltaron en una lista que tuvo los éxitos que la gente necesitaba para cantar bien fuerte.

A su conclusión, el mítico Jimmy Rip junto a su banda The Trip mantuvieron caliente la sangre de los que todavía estaban sedientos de temas rabiosos. Cuando éste terminó, Los Gardelitos iniciaron su recital con una versión de la cumbia “La danza de los mirlos”, aunque ligeramente adaptada. “Lo que vendrá”, “Los Penitentes”, “Sortilegio de Arrabal”, “Puño y Letra”, “Viejo y querido rockanrol” y “Mezclas Raras” no faltaron en el listado. “Tenemos la libertad de hacer la música que querramos, porque el rock va más allá del sonido, es una forma de vida”, diría Eli Suárez acerca de la selección de canciones.

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...