Novedades

Ricardo Urgell, fundador de Pachá, está de regreso

El arquitecto de la noche vendió el Grupo Pachá por 290 millones de euros en el año 2017. Pero de inmediato se arrepintió y prepara su vuelta. Imperdible documental sobre su vida, en esta nota.

Exclusivo web
Ricardo Urgell, fundador de Pachá, está de regreso - Radio Cantilo

martes 24 Mar, 2020

Vuelve Ricardo Urgell, si es que algún día se fue. El fundador de Pachá superó el luto de vender la marca de discotecas de las dos cerezas y se prepara para rebelarse contra Trilantic Capital, el fondo buitre que ha hundido la compañía. Días atrás en una nota habló de su querido Sitges y la isla de Ibiza, donde su ruptura con el marca es tal –conserva un pequeño porcentaje de acciones- que “ya ni va a los consejos de administración”.

A Urgell, arquitecto de la noche española, nadie lo engaña. Tuvo dos años para seguir de cerca la gestión del fondo buitre al frente de Pachá desde que lo vendió en 2017. ¿Cómo la ve ahora? “Me hace sentir mal cada día cuando piso la calle, las gentes con las que me encuentro me dicen: Ricardo, Pachá ya no es lo que era. Y eso me sienta como un tiro, es como si a un padre le hablas mal de un hijo o una hija”, se queja amargamente.

A sus 82 años, Urgell prepara su regreso. Poco se sabe de su contraofensiva, él no suelta pistas. Pero hay movimientos en el mundo del ocio nocturno. Y él, con su colosal agenda, está en el centro de la movida. ¿Recomprará? “Paso palabra”, suelta en la entrevista que brindó días atrás a un medio español antes de guiñar un ojo. Lo que sí se conoce abiertamente es su dolor.

“¿Sabes que me ocurrió inmediatamente después de producirse la venta? Pues que me di cuenta de que no me había desprendido de la empresa, sino que me había vendido la vida”, reconoce. Admite que tuvo pesadillas y ansiedad. “Me decían que dejara pasar el tiempo, que era como un luto, y que había que pasarlo, pero transcurrían los meses y no mejoraba, todo lo contrario, además los acontecimientos y el rumbo que tomó la compañía tampoco ayudaban demasiado”.

Era 1966 y había nacido el primer Pachá. Les costó todos sus ahorros a Ricardo Urgell y su socio. No quedó dinero ni para aire acondicionado, por lo que en verano se veían obligados a rebajar la temperatura regando el tejado. El primer día dio buenos resultados económicos, según explica el mismo Ricardo en el documental El arquitecto de la noche en el que se cuenta su historia. En 1968 conoció Ibiza y ya para el año 1970 abrió su primer Pachá allí en la isla, a pesar de que todos le decían que estaba loco, que se trataba de un lugar con hippies. No fue hasta los 90 que llegó la música electrónica allí. Algunos afirman que la figura del DJ como celebridad la inventó Ricardo. Los primeros carteles gigantes con la foto de un DJ fueron los de Pachá, de acuerdo a las palabras de David Guetta.

Desde aquella primera vez, a lo largo de los siguientes 50 años, Ricardo Urgell fue creando negocios: dos hoteles, un espacio tan indescriptible como Lío y otras 114 discotecas, 106 de ellas bajo la franquicia de las cerezas, convirtiéndose así en el empresario que más locales de ocio generó en el mundo. En abril de 2017 vendió Grupo Pachá por 290 millones de euros. Ricardo tuvo tres hijos y todos trabajaron con él y siempre fue de la mano de su hermano, el primer DJ estrella y creador de la legendaria fiesta Flower Power. Durante este tiempo disfutó dándole de comer a sus muchas gallinas en la majestuosa casa de campo que posee en la isla o saliendo a navegar en El Baile, un velero con el que ha cruzado el Atlántico hasta en seis ocasiones. Solo le duele una cosa: no poder comprar más tiempo y a sus 82 está de regreso.

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...