Interés General

¿Qué fue de las “Seducidas y Abandonadas”?

Ana Gigli repasó la historia de esta banda de chicas que intentaron ser las “Spice Girls argentinas”, aunque su carrera se truncó antes de tiempo.

¿Qué fue de las “Seducidas y Abandonadas”? - Radio Cantilo

miércoles 26 Jun, 2019

Se formaron a mitad de la década del ’90 con Madda, Andrea, Mariel y Nat, cuatro cantantes que se hartaron de concurrir a audiciones de canto y ser rechazadas, hasta que decidieron crear su propia banda.

Publicaron dos discos: Seducidas y Abandonadas (1998) y Las 4 en punto (1999). Su mayor éxito fue la canción “Nada te daré”, tema que las llevó a ubicar los primeros puestos de los rankings de música pop de la época en nuestro país.

Pero, ¿qué fue lo que sucedió realmente con estas chicas de éxito fugaz que tuvieron un megahit y luego desaparecieron de la faz de la tierra?

Madda, cuando era chica fue llevada por Mavi Díaz (cantante y líder de Viudas e Hijas de Roque Enroll) a una de las sesiones de grabación de su grupo. Aunque sólo tenía 10 años quedó tan enganchada que decidió que la música era lo suyo. Estudió piano, bajo, batería y canto. Fue VJ de Much Music y a los 19 años produjo el álbum debut de Twiggy.

Es la hija de Bernardo Bergeret, productor de Viuda e Hijas de Roque Enroll, Jazzy Mel, Machito Ponce, The Sacados, Bravo, Cae, y además era directivo de una compañía discográfica. Fue gracias a su padre que pudieron concretar una carrera discográfica.

Según se sabe, actualmente vive en España donde es empleada de una tienda. Canta de vez en cuando en bares y continúa realizando diferentes proyectos musicales.

Andrea es egresada de una escuela de teatro, danza y canto. Era la que poseía mayor experiencia profesional en la previa del grupo, ya que había trabajado en comedias musicales. Actualmente brinda clases de canto y danza en la escuela de Reina Reech.

Mariel comenzó sus estudios de canto a los 11 años, y se contactó con Seducidas porque sus padres eran amigos de los padres de Madda. Hoy, se sabe muy poco acerca de lo que hace.

Nat recorrió muchas compañías en busca de una posibilidad laboral pero desde hacía tiempo que venía obteniendo siempre la misma respuesta: “cantás bien, pero vos sabés que las mujeres no venden”. Hasta que su amiga Andrea le comentó que el proyecto iba en serio y Nat le pidió que la tuvieran en cuenta. Andrea pidió a Madda que la escuchara y tras una pequeña audición, Nat quedó confirmada.

En la actualidad sigue trabajando como cantante, aportando voces y colaborando con diferentes artistas del medio.

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...