×

Interés General

¿Por qué Seattle es la cuna del Grunge?

La ciudad que definió el sonido de toda una generación dio lugar a grandes nombres y bandas. ¿Cómo llegaron Nirvana, Soundgarden o Pearl Jam a ser lo que fueron? La respuesta la encontrás acá.

¿Por qué Seattle es la cuna del Grunge? - Radio Cantilo

lunes 12 Mar, 2018

Kurt Cobain, Chris Cornell, Eddie Vedder, Kirst Novoselic, Mike McCready, Stone Gossard, Matt Cameron, Dave Grohl, Kim Thayil, Ben Shepherd y Pat Smear. Nombres hiperconocidos para todos los que amamos la música y, sobre todas las cosas el grunge, ese sonido oriundo de una ciudad fría y casi olvidada en el rincón noroeste de los Estadios Unidos.

La historia de Nirvana, Soundgarden o Pearl Jam, es súper conocida por todos. Tres bandas que marcaron el camino para muchas otras con letras aguerridas y distorsiones de guitarra que expresaban el descontento de una generación que había dejado atrás la adolescencia y sentía que no encajaba en los patrones capitalistas del mundo de los adultos.

Basta con repasar las letras de discos como “Bleach” (1989), Ultramega OK (1988) o Ten (1991), para notar que una de las mayores preocupaciones para los miembros de estas bandas era la incomprensión, el rechazo a los magnates de la industria estadounidense y la utilización de la cultura como mercancía reiterada para el adoctrinamiento de las masas (cualquier similitud con Walter Benjamin es pura coincidencia).

Sin embargo, estas tres bandas icónicas que explotaron a fines de la edulcorada década de los ‘80 y principios de los tecnológicos ‘90s, fueron una versión perfeccionada de un movimiento que había comenzado en Seattle en el año 1985 (dos años antes había nacido en Aberdeen) y se había extendido como un reguero de pólvora por toda la ciudad.

Buzz Osborne (guitarra y voz), Matt Lukin (bajista) y Mike Dillard (batería), fueron los que comenzaron a trabajar en un sonido con raíces de punk que luego se transformaría en el grunge. Los Melvins fueron los pioneros de este sonido del que Kurt Cobain tan maravillado estaba (llegó incluso a ser parte de la banda, acompañando al grupo y conviviendo por un tiempo con algunos de sus miembros).

Otra de las bandas que explotó dentro de la comunidad de Seattle fue Mudhoney, formada a partir de dos de los miembros de Green River (los otros dos se irían a Mother Love Bone para luego ser el esqueleto de Pearl Jam). Se trata de Steve Turner y Mark Arm, quienes se unirían al baterista Dan Peters y al bajista Matt Lukin.

El caso de Mother Love Bone significó para muchas bandas un llamado de alerta acerca de la relación de los músicos con las drogas y las presiones que significa trabajar profesionalmente para sacar un disco al mercado.

Formada en Seattle, al igual que las anteriores, estuvo activa desde 1988 hasta 1990, año de salida de su primer material discográfico, “Apple”. Su líder fue Andrew Wood, una persona que en apariencia resultaba ser carismático y seguro, con un gran poder compositivo que catapultó al éxito a su banda. O eso parecía.

La relación de Wood con las drogas llegó hasta tal punto que falleció a pocos días de la salida de su primer disco, lo que dejó en ese entonces a los miembros de la banda con una gran tristeza y la enorme incertidumbre de no saber qué iba a ser de su futuro. Por suerte Stone Gossard y Jeff Ament rápidamente encontraron trabajo junto a un surfista californiano llamado Eddie Vedder.

Formada en 1990, apenas unos meses después de la muerte de Andrew Wood, Temple of the Dog sirvió como un homenaje de parte de Chris Cornell, Stone Gossard y Jeff Ament, sumados a Mike McCready y Matt Cameron. Si bien trabajaron durante dos años juntos, apenas grabaron un disco en los que contaron por momentos con la colaboración de Eddie Vedder. Sin embargo el grupo se propuso no tocar canciones de Soundgarden o Pearl Jam, ya que consideraban que la carrera en paralelo de sus otras bandas no debía influir en este proyecto.

LEETE TAMBIÉN...