Interés General

“Please Please Me”: El disco que cambió la música para siempre

El 22 de marzo de 1963 los Beatles publicaban su disco debut tras una maratónica sesión de grabación que les llevó 12 horas por falta de mayor presupuesto. Te invitamos a hacer un repaso hora a hora de la obra inicial de los Fab Four.

“Please Please Me”: El disco que cambió la música para siempre - Radio Cantilo

jueves 22 Mar, 2018

Las últimas notas de “Please Please Me” todavía resuenan en el aire del Estudio 2 de EMI, lugar que albergó la grabación de esta obra fundamental para lo que fue una revolución musical sin precedentes. Fue el 26 de noviembre de 1962 el día señalado para que George Martin hablara a través del talkback del control y dijera la frase “caballeros, creo que han grabado su primer número uno”.

Tras el debut de lo que sería el primer single de los Beatles, el experimentado productor sabía que era el momento adecuado para llevar a la banda a grabar su primer disco de larga duración. En aquél entonces Martin les dijo “vamos a grabar cada canción que tengan, vengan y hagámoslas durante todo un día”, según confesó el propio protagonista de la historia.

Grabar todo un disco durante un día entero no parecía un pedido muy ilógico para 1963, salvo que la grabación se realizó en vivo en una máquina de 2 pistas, lo que dejaba pocas oportunidades a la equivocación y editados posteriores en la misma cinta.

La grabación de “Please Please Me” comenzó un 11 de febrero de 1963 después de un día de relajo gracias a que Brian Epstein, el manager de la banda, los liberó de todos sus compromisos para que puedan llegar relajados. Sin embargo, al otro día John Lennon llegó con un duro resfrío y su voz bastante lastimada.

Estuvimos permanentemente trabajando al límite”, dijo George Harrison años después. “Tocamos todas las canciones antes de grabar algo, por las dudas. Terminábamos un tema y George Martin nos decía ‘qué más tienen’. Paul McCartney quería tocar la vieja balada de Marlene Dietrich ‘Falling in Love Again’, pero fue vetada por el propio Martin. Lo mismo sucedió con ‘Besame Mucho’, famosa canción de los Coasters”, agregaría.

Conocíamos las canciones porque eran parte de nuestro repertorio, era lo que veníamos tocando en diferentes lugares. Por eso podíamos entrar fácilmente la estudio y grabarlas”, diría Ringo Starr.

Las sesión sería estrictamente esquemática con los horarios, ya que de 10 a 13 comenzarían, teniendo una hora y media para almorzar. Luego  seguirían de 14.30 a 18, con otra hora y media para cenar, y finalmente terminarían todo de 19.30 a 22. Con el reloj corriendo, los Beatles se pusieron a trabajar. “Bajaron las cabezas y se pusieron a tocar”, dijo Epstein acerca de cómo comenzó el día.

Años de tocar en interminables zapadas nocturnas y acostumbrados los itinerarios de sus giras por diferentes bares, la banda estaba preparada para tocar en vivo. Era cuestión de transformar el Estudio 2 en otro club de baile tweedy. Como Lennon diría casi una década después, “este disco es la muestra más cercada de cómo debíamos sonar para las audiencias de Liverpool o Hamburgo, lugares a donde íbamos de gira. Si bien no tiene esa atmósfera que generaba el público, es lo más cerca de saber cómo sonábamos antes de ser los listos Beatles”.

A continuación hacemos un breve repaso hora a hora del proceso de grabación de este extraordinario día en la vida de los Fab Four:

10:45 a.m.–11:30 a.m.: “There’s a Place”

11:30 ­a.m.–1:00 p.m.: “I Saw Her Standing There”

 

1:00 p.m.– 2:30 p.m.: Almuerzo

A pesar que deberían haber tenido la hora y media programada para comer algo, la banda estaba preocupada por el escaso progreso que tuvieron. Por eso cambiaron los planes en el momento.  “Les dijimos que haríamos una pausa, pero ellos prefirieron quedarse y seguir. Así que mientras George Martin, Norman (otro de los técnicos) y yo nos fuimos a comer algo, ellos siguieron tocando”, dijo el técnico de grabación Richard Langham. “No lo podíamos creer, jamás habíamos visto a un grupo que trabaje durante la hora en la que debían descansar”, agregó.

 

2:30 p.m.–3:15 p.m.: “A Taste of Honey”

Sería el primer cover que grabarían. Se trató de una remake de Lenny Welch, originalmente publicada un año antes. Tanto Epstein como Martin consideraron que tenía el valor necesario para transformarse en una balada contemporánea y sofisticada.

 

3:15 p.m.–3:45 p.m.: “Do You Want to Know a Secret”

 

3:45 p.m.–4:15 p.m.: “A Taste of Honey”

Luego de grabar rápidamente “Do you want to know a secret”, volvieron al tema anterior para grabarle ecos y sonidos pasando la música al revés. Técnica que utilizarían a lo largo de toda su carrera.

 

4:15 p.m.–4:30 p.m.: “There’s a Place” harmonica overdubs

De la misma manera que grabarían voces, utilizaron este tiempo para darle otro sonido a la armónica, instrumento que se volvería fundamental en esta canción.

 

4:45 p.m.–5:00 p.m.: “I Saw Her Standing There” aplausos

En un esfuerzo por lograr el eco y la excitación del público, los músicos utilizaron este tiempo para grabar aplausos.

 

5:00 p.m.–6:00 p.m.: “Misery”

 

 

6:00 p.m.–7:30 p.m.: Cena

A pesar de todo el esfuerzo los Beatles habían grabado tan solo la mitad de las canciones que tenían previstas para esa hora. Así que siguieron como si no hubiese un mañana (de hecho no lo había, al menos dentro del estudio).

 

7:30 p.m.–8:15 p.m.: “Hold Me Tight”

Desafortunadamente el comienzo de su sesión vespertina comenzó siendo una pérdida total de tiempo. Esta canción escrita por McCartney años atrás fue considerada por el propio músico como “un fallido intento de un single que terminó siendo un aceptable relleno para un álbum”.

 

8:15 p.m.–8:45 p.m.: “Anna (Go to Him)”

 

8:45 p.m.–9:00 p.m.: “Boys”

A pesar que las leyes del mundo de la música indican que todo grupo debe tener un frontman, Martin se oponía completamente. Por eso hizo grabar esta canción a Ringo Starr, lo que sería el debut dentro del disco como cantante. Según confesó McCartney, se trató del “favorito del público. Cada vez que la tocábamos se volvían locos de alegría”.

 

9:00 p.m.– 9:30 p.m.: “Chains”

Originalmente grabada por el grupo “Cookies”, la banda decidió grabar dos versiones para luego decidir con cuál de las dos se quedarían finalmente.

 

9:30 p.m.–10:00 p.m.: “Baby It’s You”

La voz de Lennon, que había estado deteriorada durante todo el día, mostraba claras fracturas que se tradujeron en un sonido rasposo. A pesar del esfuerzo que significó, el cantante sabía que solo quedaba una canción más por grabar, pero en la que dejaría absolutamente todo.

 

10:15 p.m.–10:30 p.m.: “Twist and Shout”

Fuente: Rolling Stone

LEETE TAMBIÉN...