Interés General

Paul McCartney – Egypt Station

En 2018, Macca lanzó un disco conceptual que va del pop al rock, pasando por el folk y los arreglos orquestales.

Paul McCartney – Egypt Station - Radio Cantilo

viernes 22 Mar, 2019

Tuvieron que pasar cinco años para que Paul McCartneyque este año cumple 76– se meta a grabar un disco. La historia detrás de Egypt Station (2018) tiene muchas aristas, pero son fundamentales algunas apreciaciones; primero, lleva su marca de autor pop impregnada con canciones pegadizas, segundo, su fase multifacética sigue intacta ya que interpreta pasajes con el piano y el bajo, pero también con la batería, la armónica y hasta los sintetizadores.

Otro de los puntos a destacar tiene que ver con la producción. Greg Kurstin, que trabajó con cantantes mainstream pop como Pink y Adele, fue determinante para que el álbum suene moderno. El propio McCartney le pidió sonar como el siglo XXI. De ahí, la inclusión de loops de sonidos grabados en otras ocasiones y la búsqueda hitera en canciones como “Fuh You”, con claras reminiscencias a otros artistas que produjo Kurstin.

 

A Egypt Station lo componen 16 canciones. Y si bien el ex beatle comentó en varias entrevistas que lo considera como un concepto, es difícil definirlo. La suma es tan heterogénea que hay pop, rock, folk, orquestas, coros y programaciones. Lo que sí está corroborado es que todo nace a partir de una pintura abandonada por Macca, donde la idea era reflejar un lugar místico. De ahí, el arte de tapa.

“Opening Station” da el puntapié inicial. Con sólo unos segundos, el asunto se ambienta con una melodía que se articula con el sonido de una estación de tren: voces y el inconfundible caos de gente que va y viene caminando hacia los andenes. A partir de ahí, suena el dulce “I Don’t Know” como preludio de la primera canción beatle y rockera del disco, “Come On To Me”.

En “Who Cares”, de los más reproducidos en Spotify, Sir Paul no sale de la pose ligera y evidencia la historia de una persona que tiene que abrirse al mundo sin importar lo que digan los demás (“¿A quién le importa lo que digan?”). Como si esto fuera poco, con “People Want Peace”, el track que continúa, se planta en el papel de bohemio setentoso escribiendo una letra de resistencia para la sociedad del mundo. 

A partir de ahora, empiezan los saltos en los estilos. “Despite Repeated Warnings” sigue la línea crítica, en esta ocasión, contra el Presidente de los Estados Unidos de América, Donald Trump, separando a la canción como si no perteneciera a la obra: suena un piano y voces con efectos. A esta edad, McCartney puede hacer lo que quiere.

Pasando en limpio, Paul McCartney decide pasear por distintas estaciones que, alguna manera, resumen la carrera de uno de los compositores más importantes del Siglo XX en 57 minutos. Todos los géneros que el músico recorrió en su vida -¡y más!- fueron incluidos en Egypt Station. Y vale destacar: son pocas las que elige para su setlist de gira, pero las canciones de su disco n°17 como solista merecen su detenida escucha.

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...