Novedades

Música electrónica made in Argentina

Aprovechando la fecha patria, el 25 de mayo en Manijas hicieron una edición especial bien nacional. Entrá a la nota y revivila.

Música electrónica made in Argentina - Radio Cantilo

miércoles 29 May, 2019

El programa número 15 de Manijas fue especial. Es que, teniendo en cuenta el 25 de mayo, sus integrantes optaron por hacer un programa cargado con música y referencias de artistas nacionales. En primer lugar, se destacó, por supuesto, a Hernán Cattaneo, el DJ argentino con mayor reconocimiento a nivel mundial. A sus 53 años, lucha por librar de prejuicios a la electrónica a base de profesionalismo, constancia y dedicación.

Según contó Lucas, Cattaneo “durante la semana trata de hacer una vida normal y los fines de semana le toca viajar a cualquier parte del mundo”. Hernán, además de ser reconocido por sus colegas como uno de los mejores del mundo, es también uno de los últimos DJ: se dedica exclusivamente a pasar música. Su trascendencia en el género es tal que ha tocado en más de 300 ciudades e incluso en nuestro país llegó a hacerlo en el mítico Teatro Colón, un lugar que históricamente fue reservado para la música de élite y que el DJ conquistó hace algún tiempo atrás.

 

 

Cattaneo forma parte de un selecto grupo de DJs nacionales que llegó a hacerse conocido en diferentes puntos del planeta. Pero él es un hito dentro de una historia que comenzó en la década del 50 en la Argentina y que tuvo otros momentos icónicos. “Nadie puede decir que la música electrónica es un injerto. Tiene un amplio desarrollo”, contó Juan.

Así, por ejemplo, en los 80 la electrónica comenzó a ser explorada desde otros géneros. El rock y el pop empezaron a incluir sintetizadores entre sus composiciones. A mediados de la década aparecieron algunos trabajos fundamentales que marcaron esta fusión: “uno de ellos es Locura de Virus, del año 85, el primer disco metido de lleno completamente con sintetizadores. Otro fue Orquesta de Carlos Cutaia, que lo hace con Daniel Melero, otro emblema del uso de sintetizadores y de la música electrónica en general. Y después también van a haber una serie de discos en ese momento, como los primeros de Soda Stereo”, explicó Juan. En ese sentido, destacó el trabajo en conjunto de Melero y Cerati en Colores santos (1992), que luego marcaría las sonoridades de los siguientes trabajos de Soda Stereo y que serían una constante en las producciones solistas de Gustavo. Por aquellos años, también Spinetta decidió explorar nuevos géneros e incursionó en el tecno pop de la mano de su disco Privé (1986). Allí utilizó sintetizadores, batería electrónica y samplers.

Algún tiempo después de eso, ya en la década del 90, la electrónica comenzó a ser sinónimo de discotecas y de baile. Y con el cambio de siglo, adentrados en los 2000, llegó la explosión del género de la mano de festivales y de la masivización de canciones y videos.

 

Más electrónica argenta

Continuando con el hilo nacional, el momento de la entrevista fue para el reconocido DJ y productor Sebastián Busto, quien habló de su recorrido y de sus influencias musicales como productor, entre otras cosas. “Con el rock tengo una relación absoluta y de primacía en relación con la música electrónica. Porque yo pasé la mayor parte de mi vida tocando rock. Yo cantaba y tocaba la guitarra en bandas desde los 18 años hasta los 30 y algo, así que se fue mi background, así arranqué yo: escuchando Guns and Roses, Aerosmith, Héroes del Silencio. Y bueno, esos fueron mis orígenes en relación a la música”, contó.

Tomás Castromán: ¿Cómo ves al progre nacional?

Sebastián Busto: Cada vez mejor. Me parece que de todas las movidas a nivel mundial, está más fuerte acá que en cualquier otro lado. Yo creo que solamente podemos comparar a lo que sucede en Argentina con lo que sucede en Israel, tal vez lo que sucede en Hungría y hoy en día en Colombia se está poniendo muy fuerte también. Pero yo creo que en ningún otro país del mundo tenés tantos productores y tantos DJs de renombre, de prestigio y haciendo cosas originales. Me parece que hay más talento acá dedicado al progressive que en ninguna otra parte del mundo. Y eso es fantástico, porque desde el punto de vista de la cantidad de fiestas yo creo que todos los fines de semana tenés una opción realmente interesante. Así que es un gran momento, siempre embanderados bajo el ala de Hernán Cattaneo que tiene la corona y que es un gran referente a nivel mundial.

 

TC: ¿Por qué tanto nombre de lugar en los tracks, en los nombres de los temas?

SB: Tengo un tema que se llama “Baires” y yo creo que a partir de ese tema se explica bastante mejor por qué yo termino poniéndole los nombres de ciudades a las canciones. “Baires” es un tema que tiene mucha influencia de tango, si bien es un poco extraño decir eso de una canción de club, de música electrónica, tiene escalas y tonalidades bien propias del tango. Y un poco yo creo que cada ciudad en cierta medida tiene un sonido específico. Por ejemplo “Spain” es un tema que usé guitarras españolas, grabé unas guitarras clásicas ahí. Y yo de Ipanema venía de vacaciones, de haber estado allá en Río de Janeiro y volví con una onda con cierta conga, por decirlo así, y sentí que ese track que estaba haciendo venía con ese groove, con ese ritmo. Y “Budapest” es un tema que tiene una oscuridad y una forma de progressive que me parece que es el que más funciona allá. Si bien el progressive es fuerte a todo nivel en Budapest, ellos tienden a ir un poquito más hacia arriba, un poquito más agresivos en el sonido general que suelen proponer allá en las fiestas. Es uno de los tracks más agresivos que yo hice entonces me pareció que le cabía el nombre y también es una forma de hacer un homenaje.

 

El final del programa fue para Javier Bússola, el más argentino de los DJs, que apuesta a las producciones en nuestro país y que solo en algunas ocasiones optó por llevar su talento al exterior. Creador de las fiestas Buenos Aires Trance (BAT) y capaz de estar diez horas al frente de una cabina, después de 30 años de carrera “hace poco sacó su primer álbum de música producida por él, ayudado, acompañado por otros DJs y productores”, contó Fabricio. El nombre del disco es Argentum y se enmarca dentro del psytrance, un género que Javier frecuenta desde hace algún tiempo.

 

Poné play y no te pierdas la edición especial de Manijas con un montón de electrónica nacional.

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...