×

Entrevistas

Mauro Szeta: “El teatro me libera del drama cotidiano”

El periodista encabeza junto a Paulo Kablan la obra "Digan la verdad... ¿Quién fue?", donde analizan los crímenes más resonantes de la historia argentina. Todos los detalles en esta nota con BB Sanzo.

Mauro Szeta: “El teatro me libera del drama cotidiano” - Radio Cantilo

martes 20 Mar, 2018

 

El debut teatral de Mauro Szeta nació a partir de una propuesta que el productor Daniel Dátola les hizo a Paulo Kablan y él. “Nos dijo los invito al teatro, nosotros dijimos que sí, a ver qué. Y él nos aclaró que quería que hagamos un espectáculo. No lo dudamos”, explicó el periodista.

Llevamos los casos policiales más resonantes arriba del escenario. La propuesta sale desde un costado diferente a lo que hacemos en la tv, radio o gráfica, pero sin perder la cuestión medular de las causas. Las abordamos desde el lado b, las anécdotas, lo curioso, el detrás de escena, esos datos que no se conocen tanto. Son esas cosas que cuando te juntas con amigos o en familia te dicen ‘che, qué pasó con esto’. De ahí sale incluso el nombre del espectáculo”, comentó.

“Nos enganchamos, empezamos con un espectáculo que va analizando cuatro casos, de los que creemos que por ahora son los que más representa esta pregunta porque deja a la gente con dudas en la cabeza. Además son casos que tienen muchos interrogantes, que no están resueltos. Se trata de los casos de Maria Marta García Belsunce, Nora Dalmasso, Ángeles Rawson y Ricardo Barreda, contando aspectos que son desconocidos y que creemos que vale la pena repasar”, añadió.

El tratamiento diario de estos temas te va liquidando. Con los años pega mucho más.
 

Aquellos que deseen presenciar esta obra tendrán la chance de disfrutar la ida y vuelta constante con ambos referentes de la criminología argentina. “Les hacemos adivinar un quinto caso que vamos mostrando evidencias y pistas, la gente arriesga desde la platea. Y después nos metemos con acertijos, para estimular el cerebro de los espectadores”, comentó Szeta. Y aseguró entre risas que “también tenemos el momento de relajo donde bajamos las luces, tomamos whisky y nos tiramos carpetazos el uno al otro”.

Nunca dudamos de hacer este espectáculo, teníamos ganas de liberarnos de la carga diaria, que nos pueda excomulgar un poco. Algo que nos deje mostrar otro costado nuestro. El tratamiento diario de estos temas te va liquidando. Estamos cansados, porque todos esos dolores e historias de vida te atraviesan. Con los años cada vez es peor, te pega todo más”, confesó.

Y concluyó: “la gente tiene una teoría propia, la defienden a rajatabla y eso el espectáculo lo deja en evidencia. Es muy sorprendente como cada uno tiene construidas sus teorías y lo que hacemos es desmantelar esa ideología que tiene la gente que está arraigada en la cobertura periodística en cada ocasión y eso no refleja la verdad absoluta”.

LEETE TAMBIÉN...