Entrevistas

Lorena Mey: “El porno no es machista”

Pasó por el aire de Ciudad Despierta una de las actrices más reconocidas y convocadas dentro de la industria porno en Argentina.

Lorena Mey: “El porno no es machista” - Radio Cantilo

martes 16 Oct, 2018

Está metida en el mundo porno desde hace una década, “de la mano de” Víctor Maytland, como acredita Mexy siempre que habla de su carrera. Quienes conocen el paño, saben que Maytland es un conocido director y guionista de cine argentino, específicamente pornográfico, desde hace más de 30 años.

 

“No siento que el porno sea machista; gana más la mujer que el hombre, a menos que seas Nacho Vidal o un actor reconocido. Si se quiere, el porno es machista desde el punto de vista de que trabajamos para hombres, porque nosotras somos el producto que ellos venden, pero justamente por eso somos más cuidadas, siempre la actriz exige cosas y todo ronda alrededor nuestro”, explica Mexy.

 

“Trabajé muchos años con gente frente a la que me desnudo y ni me miran, no les interesa. Victor una vez echó a un actor que le dio una palmada a una actriz, eso no lo permitió nunca. Por eso, siempre me sentí respetada por la industria. Yo me enamoré del porno, la industria me trató bien y me hizo ganar bien. Creo que si fuese hoy a un boliche y me desnudara, la gente me querría tocar, en cambio en el porno podes pasar desnuda y te van a ver sólo desde lo artístico”, agregó.

 

La industria pornográfica en Argentina produce videos y películas desde hace décadas, aunque los argentinos estén habituados a tener más rápido acceso a pornografía extranjera, esencialmente norteamericana. Si bien Argentina se ubica entre los cinco países productores de porno que venden al mundo, el imperio de las películas triple X sigue siendo liderado por Estados Unidos: “La industria estadounidense es más estética, su sexualidad es más estética, al mismo tiempo España tiene otra sexualidad distinta y vende otra cosa. Pero la industria argentina, por mostrar cuerpos y escenas más reales, es una de las pocas en el mundo en las que se exige que se trabaje con preservativo, nosotros empezamos a implementarlo, y los demás están atrasados con este tema“, reivindica Lorena. “Si vendes sexo tenés que inculcar que la gente se cuide, pero lamentablemente somos un país donde estamos discutiendo todavía si los chicos deben tener o no educación sexual“.

Al ser una industria independiente, a pesar de ser nacional, el INCAA no le brinda subsidios; entonces, sí existe mucha presión desde el punto de vista de que nos tiene que ir bien. Si a mí como actriz, me va bien, a todos les va bien, porque se vuelve a filmar, y tiene trabajo el camarógrafo, el maquillador, etcétera“.

 

Como reacción al supuesto conceptual de “machismo” en el porno tradicional, emerge en Argentina un porno dedicado a mujeres, el llamado posporno, que produce directamente contenidos feministas. Algo que Mexy no demora ni un segundo en calificar como una “gran mentira”: “El porno es para todos, y ya con esto del posporno no van a inventar nada. Es como decir que Rambo es una película para hombres, si hay mujeres a las que les gusta una película de acción“.

 

“He participado en eventos en que la gente del porno es fanática, ves hombres y mujeres que aman la industria y tienen sus preferidos. O gente que consume el porno para masturbarse. Pero se tilda de machista al porno porque antes lo consumía más el hombre. Tal vez porque siempre el problema fue con las mujeres, creen que las mujeres que hacemos porno tenemos SIDA y consumimos drogas todo el tiempo“, ironiza Mexy.

 

En la actualidad, con la proliferación del uso de las redes sociales, Lorena opina que todo se volvió porno y erótico: “La gente en las redes se liberó, y aunque intenten diferenciar contenidos, lo que digo es, si se muestra lo genital, es porno. Hoy están las redes, la CAM4, es más fácil mostrarse“.

 

La actriz se refirió también a las mujeres que emergieron en el mainstream a raíz de su trabajo en la instustria porno: “Según veo, el porno es una industria usada, en este sentido: millones de actrices comenzaron a hacer porno y se hicieron conocidas así y después se dedicaron a otra cosa. Xuxa lo hizo, por ejemplo. Y esas actrices tal vez después salen diciendo “mi lado más oscuro fue el porno”… No, querida, no fue tu lado más oscuro, te hiciste conocida con el porno y te sirvió, les diría yo“, detalló.

En relación al circuito, aseguró que hay mucha gente rodeando el mundo porno, la mayoría son chicas escort (una acompañante remunerada para eventos sociales, a la que un cliente paga por acudir con él a reuniones o eventos) que vienen y hacen algunas escenas para poder ganar un poco más de dinero. A veces son productos que no se vendieron,y al parecer, en el porno contas con un año para hacerte conocida, y si no lo lograste, la industria no tiene más para ofrecerte.

Como sucede con otras empresas o negocios argentinos, la industria del porno que tanto cautivó a Mexy y a tantas otras actrices de su generación, atraviesa hoy un momento de crisis: “No se está generando dinero, como los músicos, que tiene que buscarle la vuelta porque no se venden tanto sus discos; bueno, con el porno pasa igual. Pero la industria decayó mundialmente, aún la estadounidense, hoy están ganando más con visitas en Youtube. Es inevitable que se empiece a manejar distinto tipo de contenido, porque los medios cambiaron, el consumo cambió. La gente quiere información rápida, si vos encontrás un video que tarda más de 2 minutos, lo sacás“, y agregó: “convoca más gente un youtuber que se pone una peluca y hace una ridiculez, que una persona preparada, porque estamos cayendo en la mediocridad. Fijate en la tele, aparece una “Don Nadie” diciendo que se acostó con alguien, y al día siguiente la vemos en el Bailando, pero después desaparece porque no tiene sustento”.

 

“Entonces, como los usos y costumbres cambiaron, es necesario que cambie la mentalidad, trabajar en contenidos rápidos que la gente consuma, pero también tendrán que cambiar los modos de consumo, porque el problema de que ya nadie paga entradas lo tiene el teatro, el cine; es algo que está pasando con todos los consumos culturales“, determinó Lorena, que próximamente estará encarando sus propios proyectos como productora y directora, y aún como escritora, y pondrá fin a su ciclo como artista porno: “Quiero seguir toda mi vida en la industria de la que me enamoré, pero tal vez ahora desde otro lugar“.

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...