Novedades

Lone Fleming: La diva del “Fantaterror”

La actriz danesa, Lone Fleming, protagonista de alguno de los mas grandes clásicos del denominado "Fantaterror", paso por el aire de "El pacto Copernico" y dialogo con Hernán Moyano y Rodrigo Garcia Ferreyra

Lone Fleming: La diva del “Fantaterror” - Radio Cantilo

lunes 12 Ago, 2019

La actriz Lone Fleming, nació en la ciudad de Aarhus, en Dinamarca, el día 5 de septiembre de 1945. La actriz se ha acreditado en algunas películas con otros nombres, como Lone Flerk o Lone Faerch

La actriz comenzó a protagonizar largometrajes del género de terror en la década de los 70, anteriormente a lo cual se había dedicado a la pintura, exponiendo sus obras en varios lugares.

En el año 1972 protagoniza una de sus películas más famosas “La noche del terror ciego”, donde encarna el personaje de Betty Turner.

A partir de este personaje, Lone comienza a ser bastante famosa entre los productores, que la eligieron para protagonizar diversas películas en España como “El vikingo”, “El desafío de Pancho Villa” o “El ataque de los muertos sin ojos”, donde da vida al personaje de Amalia.

En el segundo lustro de los 70, Lone sigue siendo contratada para protagonizar más películas del género de terror y ciencia-ficción, entre las que estaban “Mayra, la Venus negra”, “Endemoniada”, “La ciudad maldita” o “Viaje al centro de la tierra”, junto a Kenneth More y Pep Munné, donde interpreta el personaje de Molly.

En el año 1984, la actriz interviene en el largometraje “El último Kamikaze”, junto a Paul Naschy, en el cual interpreta el papel de Vera.

En el año 2001, Lone ha producido la película “Armando Ossorio, el último templario”, en la que la actriz se interpreta a sí misma, junto a Esperanza Roy y Paul Naschy.

El último trabajo producido por la actriz es el film “Spanish Horror”. 

Escucha la entrevista completa a Lone Fleming haciendo click en el reproductor

 

‘La noche del terror ciego’ es una locura de película con innumerables fallos, y con aciertos que no se van de la mente una vez vista. Algo de extraño posee esta película, fascinante a ratos, risible en otros. La historia versa sobre una mujer –Lone Fleming en uno de sus más recordados papeles− que, de vacaciones, se encuentra con una vieja compañera del convento y su amigo, personajes a cargo de unos despistados César Burner y María Elena Arpón que, para la ocasión cambió su nombre por el de Helen Harp. Pronto acabarán en un pueblo abandonado sobre el que pesa una maldición.

Los caballeros templarios que regresaron de la muerte

Dicha maldición, o leyenda, supone el apunte más interesante de una película que se pierde entre diálogos absurdos la mayor parte de las veces –atención a los recitados en el hotel donde descansan algunos de los personajes centrales, con una camarera o el director del hotel. Ossorio coprodujo con Portugal más bien como estrategia para poder estrenar una película subida de tono en algunos instantes. Y le funcionó. Pero lo mejor del film es el retrato de los “muertos vivientes”.

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...