Interés General

El lado B del “Zorrito” Von Quintiero

Uno de los guitarristas más prolíferos del rock nacional pasó por Suban el Volumen luego de tocar con Charly para revelar detalles del recital, a la vez que analizó su carrera, el presente y los proyectos que se le vienen.

El lado B del “Zorrito” Von Quintiero - Radio Cantilo

lunes 26 Feb, 2018

Si algo caracteriza al Zorrito es la versatilidad que tiene para adaptarse a nuevos proyecto y estructuras. Guitarrista consagrado con bandas y artistas de la talla de Charly García, Ratones Paranoicos o Sweater, aficionado a la cocina y empresario gastronómico, y recientemente devenido en contador de anécdotas. Todo lo que hace lleva su tono distintivo, donde muestra la decisión que tiene para encarar la vida.

Se pasó el verano haciendo un show en Punta del Este junto a Julieta Rada, la hija del “Negro”, en el que celebraron sus canciones favoritas de la historia del rock argentino y uruguayo. “Rockeo y Julieta, nació como un chiste que hice. De ahí cruzamos palabras y salieron ideas. Yo había tocado con ella en algún show y quedé impactado por como canta y lo que produce. Le dije ‘hagamos un show donde celebremos las canciones que nos gustan de la historia del rock”, dijo Fabián Von Quintiero.

En el show repasaron grandes clásicos como “Dos en la Ciudad”, de Fito Páez; “Promesas sobre el bidet”, de Charly; “Alma de diamante”, de Spinetta; “Tu Amor”, de Aznar y Charly, algunos temas de Rubén Rada, los Shakers, un poco de soul y bossa nova.

Le dije a Julieta 'hagamos un reconocimiento a las canciones del rock argentino y uruguayo que más nos gustan.
 

Recientemente el Zorrito formó parte de la vuelta de Charly García a los escenarios con su espectáculo “La torre de Tesla”, show que agotó las entradas del teatro Coliseo en tal solo media hora.

Al respecto dijo que “fue un show armado de una semana para la otra, no estuvo tan premeditado. Se ensayó poco, pero fuerte, contundente. Charly tenía una idea estética de la presentación con esto de la Torre de Tesla y el personaje de Tesla también”. Y añadió: “fue un recital lindo de escuchar y ver, con una puesta sencilla y efectiva, mucho audiovisual. La torre puesta en perspectiva con la pantalla, hecha por un grupo de artistas jóvenes. Estuvimos ahí tocando después de mucho tiempo que no tocábamos”.

A partir del 6 de marzo volverá a formar parte de “Nunca es Tarde”, el Late Show en el que se dedica a trabajar cien por ciento su costado musical, improvisando y ejercitándose continuamente. “Charly toca poco, así que mientras lo espero puedo despuntar el gusto de hacer otras cosas. Siempre me gustó el Late Show, y cuando arrancó Nunca es Tarde, me convocaron y ahí seguiré este año de nuevo”, explicó.

“Ojalá hubiera más, no por competir sino para que haya otra televisión, no de la que está todo el día tirando fruta entre malas noticias y chismes. Intentamos hacer un show ahí donde se mezcla la entrevista con algo de humor y música en vivo”, explicó.

Su participación no es un detalle menor, ya que noche a noche debe hacer “un ejercicio musical muy importante porque te obliga a tocar con mucha gente con la cual no te cruzarías. O porque no lo conocés, no te relacionas musicalmente, pero es obligación darle un servicio musical al invitado. Eso genera nuevas relaciones y eso para mí ha sido un entrenamiento musical muy interesante. Todos los días, estar ahí, es muy arduo. La tv tiene otras necesidades y tiempos que diferencian el día a día de una banda. Se hace largo el trabajo, pero tiene un resultado impactante porque te ven en Argentina y el resto de Latinoamérica. Es muy grande la llegada”, afirmó.

Charly no toca mucho, así que puedo darme el gusto de despuntar el vicio de estar en un late night show
 

Con respecto a su costado gastronómico, remarcó que por el momento solo tiene su pequeño restaurant en el barrio de Belgrano, aunque confiesa que se fue “alejando de la actividad cansado de enfrentar la difícil tarea de llevar adelante una pequeña empresa en Argentina”.

Por eso después de haber publicado su primer libro “I’m Zorri”, donde contó experiencias de toda una carrera en la música mezcladas con información gastronómica, adelantó que está trabajando en un segundo libro de gastronomía donde se explique el “lado b” de la comida, es decir “la verdadera locura que significa tener un emprendimiento de este rubro”.

“Me alegro que haya editoriales que quieren publicar este estilo de libro, cosa que antes no pasaba. Soy un contador de anécdotas, no un escritor. Pero reconozco que después de la primera publicación tuve muchas satisfacciones de saber que la gente se lo regalaba o que podía sacarle una sonrisa”, concluyó.

LEETE TAMBIÉN...