Interés General

La trágica historia detrás de “A Change Is Gonna Come”

Lea Zavatti te cuenta todo acerca de este clásico de Sam Cooke que tuvo que atravesar varios obstáculos antes de convertirse en un himno.

La trágica historia detrás de “A Change Is Gonna Come” - Radio Cantilo

viernes 23 Nov, 2018

 

Lanzada en 1964, “A Change Is Gonna Come” es considerada en la actualidad como una de las canciones más importantes de la comunidad afroamericana en los Estados Unidos. La fortaleza de su letra, en la que Sam Cooke deja el alma, y su cadencia musical hacen de este soul un tema irresistible. Pero, ¿qué hay verdaderamente detrás de esta hipnótica canción?

Escrita y grabada en 1963 bajo el sello RCA Victor, apenas un año antes de la muerte del cantante en diciembre de 1964, este tema tuvo un éxito modesto si se la contrasta con lo que habían sido sus sencillos anteriores hasta ese momento. De hecho, tuvieron que pasar muchos años hasta que logró transformarse en el himno del movimiento por los derechos civiles de los afroamericanos.

Su inspiración llegó luego de escuchar el clásico de Bob Dylan “Blowin’ in the Wind” de 1963, ya que fue sorprendido por el hecho de que una canción tan punzante con el tema del racismo en su país viniera de un compositor blanco. Sin embargo no fue hasta la finalización de uno de sus conciertos, en Durham, Carolina del Norte, cuando el propio Cooke logró componer “A Change Is Gonna Come”. La canción también refleja gran parte del tormento interior de Cooke, que desde hace tiempo sentía la necesidad de tratar la situación de discriminación y racismo en Estados Unidos, especialmente en los estados del sur. Sin embargo, su imagen y su miedo de perder a su gran base de fans blancos impidieron que se centrara en este tema con anterioridad.

Este tema cuenta dos hechos que marcaron la triste vida de Cooke: la muerte de su hijo de dieciocho meses, Vincent, quien se ahogó accidentalmente en junio de ese mismo año y lo acontecido el 8 de octubre de 1963, cuando Cooke y su grupo fueron arrestados por perturbación del orden público al intentar registrarse en un hotel “whites only” (sólo para blancos) de Shreveport, Louisiana. Ambos incidentes son relatados en el tema a través de un tono cansado, especialmente en el verso final en el que dice “En ocasiones pensé que no aguantaría demasiado/pero ahora creo que tengo las fuerzas necesarias para continuar/Hace mucho tiempo que está a punto de llegar, pero ahora sé que un cambio se aproxima”.

Pero la historia no termina aquí, de hecho una vez publicada la canción sucedió algo que nadie podía imaginar: el tema sería sepultado por las discográficas durante casi 40 años.

Si querés conocer qué fue lo que sucedió, escuchalo a Lea Zavatti.  

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...