Cine y TV

La Clínica del Doctor B: el dulce y despiadado Rod Zombie

Nació en el metal y musicalizó sus películas de terror con canciones inimaginables. En Una Clínica de Todo, descubrieron al hombre detrás de la trilogía de "La casa de los mil cuerpos". Dale play a Rod Zombie.

La Clínica del Doctor B: el dulce y despiadado Rod Zombie - Radio Cantilo

lunes 06 May, 2019

En 2003 empezó esta trilogía que cerrará en 2019. Rod Zombie se hizo famoso en los 90 por White Zombie y el metal y de a poco dejó ver su interés en los “no vivos”.

Siguiendo la estructura estándar de las películas de terror, la cinta se ambienta en 1978 y se centra en unos estudiantes universitarios que viajan por una zona rural de Estados Unidos, intrigados por una leyenda acerca del excéntrico científico Dr. Satán. Mientras buscan el sitio indicado, su coche experimenta problemas y se encuentran con los Fireflies, una gran y complicada familia que está formada por sádicos asesinos en serie que practicaban actos de tortura, necrofilia, ritos satánicos y canibalismo. En el pasado, está familia fue entrenada por el Dr. Satán en una clínica psiquiátrica donde trabajaba como cirujano plástico.

En la segunda parte vemos ruta, Texas, violencia y un cuidado estético superador. La película tiene lugar unos cuantos meses después de los hechos de la primera parte. La familia de criminales es atacada por un grupo de policías comandados por el sheriff del condado, John Quincy Wydell (William Forsythe), un ex soldado de la Guerra de Vietnam quien los buscaba por el asesinato y tortura de numerosas personas. Una de ellas fue el teniente George Wydell, hermano mayor del primero, quien murió en el film inicial.

Al principio, los psicópatas matan a algunos policías, pero Wydell manda a su subalterno, Dobson, a lanzar una bomba lacrimógena a la casa. Los oficiales de inmediato obtienen ventaja. Solo dos miembros de la familia logran escapar, Otis (Bill Moseley) y Baby (Sheri Moon Zombie), mientras que Rufus (Tyler Mane) muere por disparos. La madre intenta suicidarse de un tiro en la cabeza, pero la pistola no tenía balas y es capturada. Mientras tanto, el capitán Spaulding, el padre de Otis y Baby, ve a Wydell en la televisión, amenazando con capturar y despedazar a los asesinos. Horrorizado, se da a la fuga y en el trayecto llama a su hermano proxeneta Charlie (Ken Foree) para encontrar refugio. Tras quedarse sin gasolina, le roba el auto a una madre y a su hijo.

José se detuvo en esta canción y se preguntó cómo se hace para generar un contraste perfecto entre una escena de sangre y muerte con una canción dulce y amena. Junto a Terry Reid, Rod Zombie lo logró.

Dale play a las hermosas canciones de la segunda entrega y preparate junto a Una Clínica de Todo para la tercera película de Rod.

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...