Entrevistas

Jazmín Stuart: “faltan mujeres en las cúpulas de la industria del cine”

Acaba de volver del festival GRABA02, convocada como directora de cine. Sus horizontes laborales se ampliaron, y su formación en dirección la posiciona en el lugar que siempre quiso estar: actriz, guionista y directora. Pasó por El Baúl la talentosa Jazmín Stuart.

Jazmín Stuart: “faltan mujeres en las cúpulas de la industria del cine” - Radio Cantilo

lunes 19 Mar, 2018

MB: ¿Cómo nace recreo?

JS: Recreo es una película que escribimos Hernán Guerschuny y yo, para los tres es nuestros tercer largometraje como directores. Surgió en el deseo de querer hacer una película sobre vínculos, generacional. Es una película que habla de la pareja, los modelos posibles de pareja y los hijos, la familia, todo eso cruzado por ese momento de la vida en donde todo hace a veces que las cosas se precipiten un poco. Para nosotros fue muy linda de hacerla. 

AB: ¿Cómo fue la búsqueda de los personajes?

JS: Le dimos tiempo al guión y lo trabajamos bastante. Hubo diferentes caras que fueron pasando por diferentes roles. En algunos casos hubo más vueltas, pero si para nosotros era prioridad trabajar con un equipo soñado de actores. Que fueran actores con los que la gente tenga identificación. Tuvimos la suerte de que se haya armado este elenco. Lo mejor que pasó fue el nivel de familiaridad y conexión que se dio. De hecho hay escenas en donde nos preguntaron si estaban improvisando y no, no estaban improvisando, se dio una química muy importante y eso hizo que crezcan las escenas. Hubo mucha admiración entre actores, respeto y colaboración.

MB: ¿Cómo es dirigir de a dos?

JS: En este proyecto que habla sobre algo tan generacional y aparece tanto la cuestión de género, el hombre la mujer, padre, madre, fue muy enriquecedor. Yo tengo una postura muy particular, es la segunda vez que co-dirijo. Me parece que hay algo en el laburo colaborativo, permite reafirmar el punto de vista. El tener que defender cada punto de vista, y te obliga a hacer el ejercicio maravilloso de defender y repensar sobre como te gusta narrar, donde te gusta poner la cámara, como dirigir a los actores. Y el hecho de que dos directores tengan que debatir todo, termina arrojando lo mejor para la película, ni para uno ni para el otro, para la película sí. Por ahí directores con mucho ego no lo podrían hacer, y es una lástima, porque cambia mucho.

AB: Hoy las mujeres van protagonizando espacios en la industria que antes no tenía, en el contexto en el que claramente la mujer que está poniendo al frente de muchas discusiones.

JS: En el cine de a poquito empezaron a aparecer más mujeres, con las escuelas de cine a mediados de los 90. Yo creo que con los hombres son eternos dueños del set. Está muy bueno poder confrontar con esas ideas enquistadas. Ir deshaciendo el ovillo. Es un programa extra desprogramar ciertos comportamientos. En la mayoría de los casos se genera la reflexión y se avanza. Los comportamientos radicales valen, porque para arrancar a veces hay que dar una patada y está bien. Pero creo que ya es tiempo que nos despertemos. Hoy un nene no entiende cómo puede ser que las mujeres no votaban, no accedían a las Universidades. Lo hablas con un nene de ocho años y no lo puede creer. Bueno, el mundo está cambiando.  

LD: ¿Cómo te sentiste en el doble rol de actriz-directora?

JS: Lo sentí muy fluido. Como una mirada omnipresente que me resultó muy natural. Siento que es mas natural de lo que uno cree, que es lo que hacíamos cuando eramos chicos. Imaginábamos un juego, creábamos los roles, y después nos metíamos a jugar. No es tan raro. 

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...