×

Cine y TV

#FantoRanking: Los siete ‘no’ de Ennio Morricone

El genio indiscutido, creador de algunas de las bandas sonoras más icónicas del cine, fue desmitificado por Fanto en este segmento. Si querés indignarte vos también, dale play a esta columna.

#FantoRanking: Los siete ‘no’ de Ennio Morricone - Radio Cantilo

lunes 13 Jul, 2020

 

El exorcista 2 (1977)

Después de haber dejado una marca indeleble en la lista de “canciones de películas más significativas” y de instalarse como una de la grandes obras de género, “El Exorcista” cometió el peor error, ir los por la segunda parte. Y no contentos con eso la empeoraron cuando fueron por Ennio. El resultado, esa música “helado de kinotos al whisky” que ahí escuchan.

 

Pecados de Guerra (1989)

Brian de Palma armó en su cabeza una obra maestra para mostrar los horrores de la guerra, pero buscando cerrar esa obra le encargó a Ennio la música. El italiano la musicalizó como si fuera una ópera y (otra vez) le erró.

 

Red Sonja (1985)

Después de la gran acogida en esa época de las películas de “espadas y hechiceras”, la productora de Dino de Laurentis fue por más y encaró un proyecto donde una mujer fuera protagonista. Así nació Red Sonja (una especie de Conan pero con una dama). Para musicalizar lo fueron a buscar al bueno de Ennio quien (otra vez) no capto la esencia de la trama y le puso lo suyo, o sea trompetas y sintetizadores. Fail.

 

Navajo Joe (1966) – Por unos dólares más (1965) – Por un puñado de dólares (1965)       

Si tuviera que hacer una reseña sobre la carrera (muy prestigiosa por cierto) de este muchacho Ennio, claramente todo apunta a que la musicalización de los Spaghetti western es donde se destacó. Aunque fue un subgenero inventado para abaratar costos y crear nuevos héroes o villanos, si alguien tuvo presencia en los mismos fue él. Lástima que nos dejó una canción que empieza con un grito. No Ennio, no.

 

El bueno, el malo y el feo  (1966)

Y para completar la trilogía del dólar (y del dolor de cabeza) esta pieza musical que fue tan pero tan pero tan trascendente en nuestra vida que la recordamos más por ser la música que usaba este rubio ruliento en sus publicidades de Camel, que en la pelicula que habla de tres tipos y nadie puede decir el titulo sin equivocarse. No Ennio, no. “Cinema Paradiso”, “Los Intocables” y con esas regalías era suficiente.

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...