Cine y TV

#FantoRanking: Las 7 peores segundas partes en la historia del cine

Nunca mejor aplicada la trilladísima frase que dice que “las segundas partes no son buenas”. Si no pensás así, mirá este listado.

#FantoRanking: Las 7 peores segundas partes en la historia del cine - Radio Cantilo

lunes 11 Nov, 2019

“Bajos Instintos 2” (2006)

El film supuso el retorno de la mujer fatal, Catherine Tramell (Sharon Stone), involucrada en nuevos homicidios en Londres. En esta ocasión se trata de un psiquiatra, el doctor Michael Glass (David Morrissey).

Resulta que Sharon un día se junto con Michael y nos dejaron un material de frases y escenas exquisitas, pero lamentablemente siempre hay un codicioso que quiere más y más, y oops hace una bazofia como segunda parte que TE TRAE UNA YA MAYOR SHARON A BEBOTEAR. Vayase señor, llévese su película.

“Legalmente rubia 2” (2003)

Elle Woods es inspiradora para toda aquella persona que se vea inmersa en la pavada y quiera hacer de su vida algo positivo. Hasta ahí era LA historia con un mensaje de superación y esperanza. A nadie puede interesarle que Elle se ponga de punto contra las cosméticas para defender animalitos, como vimos en esta segunda entrega. Dejá, volvé a tomar sol Elle.

 

“Zoolander 2” (2016)

Dirigida por Ben Stiller y escrita con la ayuda de Justin Theroux, se trata de la secuela de aquella película de 2001, en este caso protagonizada por Stiller, Owen Wilson, Penélope Cruz, Christine Taylor y Kristen Wiig.

A este film podemos definirlo como el pináculo de lo innecesario, la Matrix de la aberración. Hicieron una campaña publicitaria previa que generó más expectativa que la última temporada de “Games of Thrones”, para terminar decepcionando a todo el mundo. El desencanto que generó es el mismo que podés tener si Maru Botana te invita a comer y que cuando llegás te da un salamin con helado de agua.

 

“¿Qué pasó ayer? Parte 2” (2011)

Película dirigida por Todd Phillips y protagonizada nuevamente por Bradley Cooper, Justin Bartha, Zach Galifianakis y Ed Helms.

Todos nos la pusimos en la pera alguna vez de nuestras vidas, algunos menos no supimos las barbaridades que hicimos. Sistemáticamente TODOS dijimos “no bebo nunca más” A Zack, Bradley y amigos parece que nunca les pasó porque después de la experiencia de la primer película se fueron a Tailandia e hicieron la misma pelotudez. Aburren chicos, aburren como la prima que nunca se pelea con el que la engaña.

 

“Star Wars: La guerra de los clones” (2002)

Todos nos sentimos emocionados con la aparición de la segunda trilogía, porque nos trajo la historia de un niño Anakin y un joven Obbi Wan.

Pero, ¿dónde está escrito que a alguien le interesa saber de dónde nacieron los soldados? Es más, A NADIE LE INTERESA SABER TAL COSA. ¡Acá la cagaste George!

 

“Indiana Jones y El templo de la perdición” (1994)

Un día descubrimos que un supuesto nerd podía ser todo un héroe, se daba murra y no se moría nunca. Pero alguien dijo “es un humano que se la banca, pongámosle poderes”, y así me arruinó la vida metiendo supercheria en una obra maestra. “La segundas partes no son buenas”.

 

“Volver al futuro 2” (1989)

Dirigida por Robert Zemeckis y producida por Steven Spielberg. “Vamos al pasado para después volver al futuro. Hermoso todo y fundamentalmente original, pero como siempre en Hollywood están acostumbrados a sacarle agua a las piedras, hicieron la 2 (y ni recordemos que también osaron hacer la 3). Ni Huey Lewis los salva a ustedes.

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...