Entrevistas

Fabricio Oberto: “A diferencia del básquet, la música me permite mostrar lo que me pasa”

No te pierdas esta entrevista que tuvo BB Sanzo con el ex jugador de la selección argentina en la que hablaron de todo. Si te la perdiste, volvé a escucharla acá.

Fabricio Oberto: “A diferencia del básquet, la música me permite mostrar lo que me pasa” - Radio Cantilo

viernes 09 Ago, 2019

 

Reconocido por ser uno de los deportistas más importantes de la historia argentina, la actualidad de Fabricio Oberto está lejos de una cancha. Dedicado tiempo completo a su banda, los New Indians, el cordobés se despachó con una extensa charla junto a BB Sanzo en la que repasó su relación con la música, algunas de las más divertidas anécdotas, además de su presente junto a este grupo.

Oberto llegó a la música desde muy pequeño, aunque en ese entonces lejos estaba del grunge, sonido con el que se relaciona hoy. “A mi hermano lo habían mandado a estudiar piano desde chico y yo de costado aprendí algunos acordes. Años después compré un teclado y empecé a tocar las cosas básicas, pero yo quería algo más Nirvana. Así que devolví el teclado y lo cambié por una guitarra. Ahí comencé a meterme en un mundo nuevo, yendo a aprender”, relata.

A diferencia de lo que tuvo que hacer durante sus años como basquetbolista, a en la música encontró una forma de expresarse, abrirse hacia el mundo y contar lo que realmente le pasaba. “La música te permite poder hablar y comunicar las ideas que uno tiene en la cabeza, transmitir lo que nos pasa a diferencia del básquet donde tenés que ocultar todo lo que te pasa, si te duele un tobillo, estás cansado o lo que fuere. En el escenario es todo lo contrario”.

Fanático de Nirvana y Pearl Jam, dos de sus bandas preferidas de las que revela orgullosamente tener instrumentos originales firmados por sus miembros, desde que comenzó tocar en una banda no pudo escaparle a este sonido que es su preferido.

El grunge me marcó. En la última gira por Estados Unidos tuve la suerte de tocar una canción de Pearl Jam junto a Jeff Ament (bajista). Realmente pude entender y descifrar todo lo que nos hace sentir esa música y ver desde el paisaje y el clima todo lo que pasó”, explica

La música ha sido esencial en la vida del cordobés que supo vestir la dorsal número 7 en la selección Argentina. Cuando estaba en San Antonio Spurs, equipo que compartió con Manu Ginobili, aprendió acerca del hip hop y el sonido de la década de los ‘60 y ’70. “Cuando estás en el básquet te absorbe todo el tiempo. Me junté un par de veces en San Antonio a zapar junto a amigos como Brent Barry haciendo rock de abajo, canciones de Bob Dylan o Bruce Springteen, y comencé a asimilar otro tipo de música como si fuera desde un libro. En San Antonio son mucho de la música de los ’70: Led Zeppelin, The Doors. Toda esa cultura la fui asimilando con la gente del staff del equipo”, explica.

Mientras que al ser consultado sobre qué tipo de música sonaba en los vestuarios del equipo nacional, comenta que “cuando estábamos en la selección cada uno elegía una canción y nos organizábamos para que suenen los 12, depende de si eran más lentos o no”.

 

El hombre que transformó su música

Luciano Moroni fue el primer miembro de New Indians con quien Fabricio comenzó a cranear la posibilidad de formar una banda. Después de varias zapadas se les sumó Federico Galán en bajo y Tomás Luján en batería, en reemplazo de su baterista anterior.

New Indians

Sin embargo la llegada de Raly Barrionuevo fue la que ayudó a Oberto a aprender más acerca de la música y mejorar la calidad de sus canciones. “Raly nos produjo las canciones que tenemos en Spotify y con él la relación que nos une viene del básquetbol. Ya lo conocía y la verdad que es una de las personas más generosas que conocí en mi vida, ayuda, te da conocimiento, poder cantar con él que es un animal es realmente increíble”, dice al tiempo que agrega: “Raly comenzó estando cuando no andaba de gira pero ahora ya es estable. Está atrás de todos los temas y composiciones. Toma más el rol de equipo que lo que le toca vivir a él cuando está de frontman con su banda”.

“Un día que estaba caminando por Buenos Aires vi el dibujo de un indio y ahí hablé con Luciano y le dije ‘me parece que tenemos que ser los nuevos indios’. Creo que eso se refleja en la fusión de ideas, sentimientos y formas de ser que siempre tratamos de escribir o contar alguna leyenda que escuchamos en las canciones”, explica acerca de los orígenes de su nombre.

Hacia fines de julio se lanzó su más reciente tema llamado “Home”. Según Oberto, este tema habla acerca de lo que le tocó vivir como grupo junto a la selección, “todas estas batallas que fuimos dando y construyendo para que Argentina demuestre lo que podía dar. Además habla sobre la música y todos aquellos que siguen estudiando y van ganándose un lugar de a poco”. El videoclip cuenta con la participación de Tim Duncan, camuflado bajo un velo azul y gafas de sol, y fue filmado en Marruecos por el hermano del estadounidense.

 

Su relación con Pearl Jam y la pasión por las motos

Uno de los regalos que le dejó su carrera como basquetbolista fue la posibilidad de entablar una relación con los miembros de su banda preferida. Durante una serie de Playoffs en la NBA, junto a su amigo Brent Barry fueron a cenar con Ament, sin que Fabricio supiera que ese era el germen de una relación de amistad que se mantiene vigente (al punto tal que el bajista en más de un show ha tocado con la camiseta N° 7 de la selección argentina).

Haber estado con ellos en el tour de Australia fue increíble, que me trataran como un miembro más del grupo, los picados de básquet que se arman con los técnicos, no tenía idea que iba a poder vivir algo así”, narra. “Creo que el objetivo debe ser mantener la simpleza de uno. Cuando hablás con Eddie Vedder, por ejemplo, te hace sentir como si no existiera nadie más en el mundo que vos”, ejemplifica.

Acerca de su relación con la gente, Oberto destaca que “cada día valoro más las anécdotas que me cuentan de cuando jugaba al básquet. Es emocionante escuchar lo que le pasa a la gente con uno cuando te piden una foto o un autógrafo”.

Otro de sus grandes amores es andar en moto. Para él es algo que tiene un disfrute extra porque te permite conectarte con paisajes y momentos increíbles. Hace dos años atrás recorrió el sur de Argentina y Chile junto a otro de sus amigos, Tim Duncan, y todavía hoy no puede creer lo que le toco vivir además de todo lo que se generó en cada pueblo con la presencia de estos dos campeones de la NBA.

“De repente la gente se pasaba información y nos esperaban en las estaciones de servicio de cada pueblo, fue una locura. Un día estábamos en Las Lajas, paramos a cargar naftas y cargo último, de repente veo que Tim me hace señas y desde adentro a las 7.10 de la mañana veo un chico con la 7 de los Spurs desayunando con el padre, y me dice tenés que bajarte a decirle que sos vos. Me acerqué al chico y nos terminamos sacando una foto, yo quería que se sumara Tim, pero el nene nos dijo que conmigo estaba bien. Tim no es un hombre que se saque muchas fotografías, aunque ese sí era un momento en el que iba a querer hacerlo (risas)”, concluye.

Junto a Tim Duncan en su viaje por la Patagonia.

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...