Cine y TV

Endgame: el largo adiós

Se estrenó la última película que reúne a Los Vengadores y todo fue nostalgia. En esta nota, algunos detalles.

Endgame: el largo adiós - Radio Cantilo

jueves 25 Abr, 2019

Épica. Esa es la palabra que engloba lo que fue Avengers Endgame. La expectativa era enorme y los superhéroes estuvieron a la altura de las circunstancias. Más de tres horas, cientos de personajes en escena, los mejores efectos especiales que puede regalar hoy el mundo del cine pero, sobre todo, una historia sólida y profunda. Todo eso y más tuvo la última entrega de Los Vengadores.

Vamos a desandar este camino por partes. Porque, amigos, no hubiéramos llegado hasta Endgame si detrás no hubiera existido un gigante como Marvel haciéndose cargo de la producción de sus propios personajes en el cine. Durante los 90, la empresa de historietas atravesaba una fuerte crisis económica que la llevó al borde de la quiebra y la obligó a vender algunos de sus clásicos héroes a empresas como Sony y Fox. Así tuvimos a Blade, las primeras entregas de Spiderman, las de los Cuatro Fantásticos y todas las de X-Men. Marvel recuperó los derechos sobre el arácnido un tiempo antes de sumarlo a su MCU.

Las ganancias de esa películas, sumadas a todo el merchandising, ayudaron a Marvel a recuperarse. Superada esa crisis, comenzaron a idear un proyecto sumamente pretencioso. Ya no querían que otros contaran las historias que ellos habían creado, por lo que decidieron invertir y empezar a hacer sus películas como ellos anhelaban que fueran.

La primera película de este universo cinematográfico fue Iron Man (2008), dirigida por Jon Favreau. Con este film se dio algo que no sucedió con ninguno más: el personaje se comió al actor y viceversa. ¿Alguien puede imaginar a otra persona en el traje del hombre de hierro? ¿Quién podría haberlo hecho mejor que Robert Downey Jr.? Nadie. Absolutamente nadie. Cuando le ofrecieron el papel, la carrera de Robert parecía imposible de reflotar. Sus excesos, sus días en la cárcel y la mala fama que se había ganado en Hollywood lo habían marginado de la primera plana. Pero en Marvel necesitaban a alguien que interpretara al personaje que se definió a sí mismo como “genio, billonario, playboy, filántropo”. La finísima línea que divide al héroe del humano, en este caso, se rompe tantas veces que ya no podremos disociar jamás a estos dos.

Iron Man es, a mi entender, la mejor de las 22 películas de este universo. La construcción del protagonista, su evolución y la actuación sin fisuras de Robert, además de una historia tan entretenida como necesaria para el futuro, la hacen sencillamente insuperable. Las sucesoras de su saga particular no tuvieron la magia de la primera. Y sus compañeros vengadores le deben todo a Tony Stark. Ya lo verán en Endgame. Tan hondo caló la creación de Robert Downey Jr. que intentaron replicar la fórmula de héroe canchero y bromista, pero no volvió a funcionar de la misma manera. En Thor: Ragnarok sirvió cargarla de humor para darle un golpe de efecto a un personaje que vivía renegado y en Guardianes de la Galaxia (ambas) lo utilizaron tan en exceso que perdió el sentido. Conclusión: Iron Man habrá un solo.

Después del hombre de hierro llegaron otras 20 entregas antes del final de esta era con Endgame. Capitán América: el primer vengador, Iron Man II, Hulk, Thor, Avengers, Iron Man III, Thor: un mundo oscuro, Capitán América: el soldado del invierno, Guardianes de la Galaxia I y II, Avengers: era de Ultrón, Ant-Man, Spiderman: homecoming, Capitán América: civil war, Doctor Strange, Thor: Ragnarok, Black Panther, Avengers: infinity war, Ant Man and The Wasp y Capitana Marvel. ¿En qué orden verlas? Bueno, eso depende de ustedes. Lo que es seguro es que cada una esconde pistas y encierra detalles sobre lo que reúne a Los Vengadores en su afán por salvar el mundo: la ubicación de las gemas del infinito y el preciado tesseracto.

Hechas esas aclaraciones previas, ahora sí podemos meternos de lleno en lo que fue Endgame. No habrá spoilers, pero sí detalles que quizás algunos pueden interpretar como tales. Como ya sabíamos tras el trágico final de Infinity war, la mitad del mundo desapareció luego de que Thanos pudiera reunir las gemas del infinito y concretar su macabro plan de reducir la humanidad. Tony Stark había quedado varado en algún rincón del universo junto a Nebula; Peter Parker, el doc Strange, Black Panther, Bucky y otros tantos se habían esfumado y el Capitán América, junto a Natasha, Thor y Hulk, quedó en la tierra tratando de resolver una situación que los había excedido por completo. Ante ese panorama desolador, tal como se vio en el tráiler y en la escena post créditos de su película, apareció nuestra heroína para encausar las cosas: Capitana Marvel. Hasta ahí, nada que no sepan.

Creo que todos coincidimos en que Thor fue el gran héroe en Infinity war. Allí lo vimos brillar y vibrar como nunca antes. Fue el líder de una batalla que, hasta Endgame, no había tenido precedentes. Bueno, en esta última entrega tuvimos otro protagonista inesperado: Ant-Man. No solo es el que tuvo la idea que atraviesa toda la historia sino que también, cargado de un humor particular, le puso otro color a la desgracia. La otra gran estrella fue Capitana Marvel. No les voy a mentir: esperaba que apareciera mucho más. Pero sus intervenciones fueron tan claves para el desarrollo de la historia que se convirtió en una imprescindible.

El héroe final, de cualquier manera, fue nuestro primer héroe: Iron Man. No quiero entrar en detalles, pero Tony, como siempre, terminó poniéndose el equipo al hombro y haciéndose cargo del papel que le tocaba jugar. Además de eso, los trajes que diseñó para esta última batalla fueron excepcionales.

 

Esta película llegó para cerrar algunas historias. Como era sabido, le puso punto final a las andanzas de quienes supieron estar al frente del proyecto Avengers que había iniciado Nick Fury en 1995: el Capi y Tony. Cómo terminaron no se los contaré, claro. Pero les anticipo algo: emoción y lágrimas. Esto, por supuesto, también significa la apertura de un nuevo universo dentro del mundo Marvel. Porque ya no contaremos con nuestros líderes de antaño, pero hay algunos personajes que prometen introducirnos a una realidad más compleja y oscura que la que conocíamos. Todo hace indicar que Capitana Marvel, Strange y Pantera Negra serán los que tendrán a cargo la difícil tarea de mantener el orden en la galaxia y protegernos de todas las fuerzas extrañas que nos azotan.

Endgame fue un puñado de nostalgia y de melancolía. Fue, también, el final perfecto para un universo que cambió la manera de hacer cine de superhéroes. La era Avengers llegó hace 11 años para dar vuelta todo, para romper récords de ventas y para tomar la posta en Hollywood. Porque hoy no hay nada más taquillero que una peli llena de personajes que solo buscan salvar el mundo. Ni nada que te convierta en una estrella tan rápidamente como ser uno de ellos. Y eso es todo mérito de Marvel.

Se fueron nuestros héroes originales, pero llegarán nuevos. De eso no quedaron dudas en Endgame. Así que no desesperemos: aún nos queda mucho universo para salvar juntos.

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...