Interés General

El horror de la casa de Gloucester: una historia de crimen y perversión

Susana García Roversi nos cuenta todo acerca de Fred y Rosemary West, sentenciados por el asesinato de 12 mujeres durante más de dos décadas.

El horror de la casa de Gloucester: una historia de crimen y perversión - Radio Cantilo

jueves 07 Mar, 2019

Sus víctimas

Rosemary Pauline West es una asesina en serie británica convicta en la prisión de Ashford, Middlesex, Inglaterra. Condenada junto con su esposo y cómplice Frederick Walter Stephen West por el asesinato de 12 jóvenes mujeres (entre ellas también niñas), muchos de ellos ocurridos en la casa que la pareja tenía en el barrio de Gloucester, Inglaterra. Él se ahorcó en su celda de la prisión de Winson Green mientras esperaba el juicio por varios asesinatos.

Entre 1967 y 1987, él y su esposa Rosemary, violaron, torturaron y asesinaron a al menos 12 mujeres jóvenes. Casi todas eran chicas que pedían hospedaje o simplemente niñeras que se ofrecían a cuidar a sus hijas. Además, la pareja secuestraba mujeres en las paradas de autobuses. Las víctimas de los West casi nunca eran reportadas como desaparecidas debido a que no tenían familia que se ocupara y preocupara por ellas. El reinado de terror de los West llegó a su fin después de que ellos asesinaran a su propia hija, Heather.

Rosemary tenía un voraz e insano apetito sexual, disfrutando del denominado “sexo bondage” y del sadomasoquismo. Ella era bisexual y muchas de las mujeres que fueron secuestradas eran para satisfacer el apetito sexual de ella y de Fred, otro sádico sexual. También, Rosemary trabajó como prostituta y dos de sus clientes mantuvieron relaciones sexuales con las pequeñas hijas de Rosemary, bajo el pleno consentimiento de ésta, quien disfrutaba de cómo sus hijas sufrían las relaciones debido a sus cortas edades. Esto ocurrió en abril de 1982 y julio de 1983.

Conocé más acerca de esta macabra pareja en la voz de nuestra especialista en criminología, Susana García Roversi:

 

LEETE TAMBIÉN...