Novedades

“El Caribe Turbio”: los negociados y la migración en la frontera desconocida

El diario El País de México y El Faro llevaron adelante una investigación sin precedentes por la frontera sur de México, Gutemala y Bélice para traer en su primera entrega historias de vida y una trama política que parece ficción. Hoy en Total Normalidad Jacobo García, uno de los investigadores, nos dio detalles sobre el trabajo.

“El Caribe Turbio”: los negociados y la migración en la frontera desconocida - Radio Cantilo

martes 25 Jun, 2019

 

El territorio costero que comparten México, Guatemala y Belice es una de las regiones más porosas y desconocidas de la frontera sur de América. A través de tres reportajes: en Xcalak, un remoto poblado mexicano que vive de la cocaína que expulsa el mar; en Blue Creek, el poderoso motor económico de los menonitas; y en Puerto Barrios, el oscuro puerto de Guatemala en el Atlántico, este especial describe la enigmática realidad que se levanta a pocos pasos de los centros turísticos más importantes del mundo“.

Así comienza el primer capítulo de El Caribe Turbio, una investigación que pone en foco todo lo que nadie pareciera ver en la frontera y territorio costero que comparten estos países. A través de relatos de lugareños, entrevistas a las autoridades y un recorrido con meses de investigación, quedó en relevancia que con diez minutos de diferencia, podés estar en una realidad y luego en otra diametralmente opuesta, y todo “convive” en la frontera con total normalidad. El flujo migratorio, el desarrollo social de cada pueblo, el tráfico de drogas y la vacancia de normas y controles habitan la región con diferentes reglas y códigos sociales según en qué ciudad y país te encuentres parado.

Para los mexicanos (el sexto país que más visitantes recibe del mundo) su territorio termina mucho antes de llegar a Xcalak, ubicado tan solo a 412 kilómetros del Distrito Federal, en el extremo sur de Quintana Roo, a dos horas de Chetumal. El pueblo consta de tres calles de arena paralelas al mar y otras tres que las cruzan con 300 habitantes que se conocen o son familia. Existió una época en que Xcalak “era más grande que Chetumal”,  hasta 1955, cuando el huracán Janet barrió todo y mató a una tercera parte de la población, según relatan en la investigación.

Sus playas son también el destino final para cualquier cosa de valor que caiga en el Atlántico, principalmente la cocaína arrojada por las avionetas colombianas, lo que aquí se conoce como “bombardeo”. Un método por el cual las avionetas envían a tierra las coordenadas y acto seguido las lanchas acuden al lugar. Según esta investigación, “en solo 24 horas ese kilo deja de valer 10.000 dólares en Xcalak y pasa a costar 60.000 en Texas”.

También aparece San Francisco Botes, descrita por entrevistados como “la Tijuana de Río Hondo”. Al otro lado del río, del lado beliceño, se encuentra Blue Creek, la comunidad de Bélice donde, como viaje en el tiempo y a tan solo a 1.396 kilómetros de la capital de México, la tecnología más avanzada son “un cuaderno y un ventilador”. Se trata de 370.000 personas que hablan inglés y creole y que reconocen a la reina Isabel II de Inglaterra como cabeza del Estado. Los menonitas producen el 95% del pollo que se come en Bélice y el 80 % del maíz, arroz, frijol y sorgo del país.

Imágenes de “El caribe Turbio” – El País 

Para saber más sobre el tema, dale Play al reproductor y escuchá el relato del periodista de El País, Jacobo García, en la mañana de Total Normalidad.

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...