Interés General

#DiscosEnCuarentena: “New Jersey”, Bon Jovi

Una obra cargada de buen rock and roll y baladas románticas, que no hizo más que confirmar el momento de gloria que atravesaba la banda.

Exclusivo web
#DiscosEnCuarentena: “New Jersey”, Bon Jovi - Radio Cantilo

martes 07 Abr, 2020

Muchas personas tal vez tengan la imagen de Bon Jovi asociada a las canciones de amor, de esas melosas que empalagan más que comer una cucharada gigantesca de miel. Pero, en realidad, sus primeros discos muestran a un grupo más relacionado con el glam rock que con los temas mid tempo.

New Jersey (1988) llegó dos años después de Slippery When Wet (1986), el disco que marcaria un antes y un después en la historia del grupo gracias a canciones como “You Give Love a Bad Name”, “Livin’ on a Prayer” o “Wanted Dead or Alive”. Por eso, la apuesta del grupo oriundo de Jersey tenía que confirmar ese nivel de superestrellas que habían adquirido con su trabajo anterior. Y vaya si lo lograron.

Este disco tiene todo lo necesario para ser disfrutado con el volumen bien alto: riffs de guitarra pegadizos a cargo de Richie Sambora, golpes de batería enérgicos de esos que hacen que uno quiera saber tocar como Tico Torres, líneas de bajo al frente que marcan el pulso explosivo de cada tema dominadas por Alec John Such y, por supuesto, la infaltable voz de Jon Bon Jovi que –en aquél entonces- era capaz de transmitir varias sensaciones en simultáneo.

Si bien la concepción y producción del disco dista de ser la ideal, ya que hubo varios problemas durante la grabación por lo que Sambora definía como “la paranoia por intentar volver a hacer un disco que venda 14 millones de copias”, el resultado de las 12 canciones finales no fue para nada malo. Todo lo contrario, ayudó a que la banda realmente se afirme en la cima del rock hacia finales de los ‘80s.

El disco comienza con un tridente de temas perfectos para cantar a los gritos como “Lay Your Hands On Me”, “Bad Medicine” y “Born To Be My Baby”. Y, si bien predominan las canciones de rock and roll, no podemos dejar de destacar a una de las mejores baladas –por letra y composición rítmica- que la banda grabó en toda su carrera: “I’ll Be There For You”.

Aunque si todavía tenés dudas de por qué se trata de un buen disco para escuchar en cuarentena, prestale atención a “Homebound Train” en el que se destaca la presencia de los teclados a cargo de David Bryan, que hacen de este tema un auténtico himno dentro del glam rock.

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...