×

Interés General

#DiscosEnCuarentena: “Long Gone Before Daylight”, The Cardigans

Una obra que rompió con el sonido que la banda había tenido durante los ‘90s, cargada de madurez y sonidos más emparentados con el country o el rock alternativo. Se trata de un trabajo mucho más introspectivo que alegre.

Exclusivo web
#DiscosEnCuarentena: “Long Gone Before Daylight”, The Cardigans - Radio Cantilo

martes 19 May, 2020

Cuando pensamos en The Cardigans lo primero que se nos viene a la cabeza seguramente sea ese videoclip en el que su cantante, Nina Persson, viajaba a bordo de un descapotable en medio de una ruta. Ese rock alegre, con mezclas de pop divertido, fue lo que caracterizó a esta banda durante sus primeros cuatro discos.

Sin embargo para la publicación de Long Gone Before Daylight (2003) algo había cambiado en el seno interno de la banda. Sus miembros venían de haber tenido experiencias como solistas durante los años previos, de madurar musical y personalmente, y eso fue algo que quedó plasmado en esta obra.

A lo largo de las 11 canciones que lo componen el disco atraviesa momentos de tristeza, nostalgia y reflexiones sobre temas como el amor, la depresión, y las fatalidades. Si bien no se trata de un disco alegre, podemos decir que durante los casi 50 minutos de duración la escucha invita al oyente a atravesar un vaivén emocional muy curioso.

“For What It’s Worth” fue el primer corte difusión del disco y, particularmente, creo que es uno de los temas más bellos de todo el disco. Seguido por “You’re The Storm” y “Live and Learn”, este tridente de canciones nos pinta un panorama general de cómo será el sonido dentro de esta producción.

Pero también valen destacar otras canciones como “And Then You Kissed Me”, “Please Sister” y “Lead Me Into the Night”, que combinan la dulzura de la voz de la cantante con letras agudas y una base melódica que se torna hipnótica con el correr del disco.

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...