Bajo el Radar

Disco Recomendado: “Baby Animals”, disco homónimo de 1991

Nuestra selección de la semana para que sigas expandiendo tus fronteras sonoras.

Exclusivo web
Disco Recomendado: “Baby Animals”, disco homónimo de 1991 - Radio Cantilo

miércoles 20 Nov, 2019

Cuando aún comprábamos CDs y no teníamos dinero encima, encontrar discos por un cuarto de su valor era una tentación difícil de resistir aun si no supieras de qué iba la banda. El disco que comentaré hoy fue hallado así, de la típica manera cuando una oportunidad te invita a apostar por el azar. Por suerte para mis oídos hoy estoy acá para contarte de que va.

Suzie DeMarchi había tenidos algunos intentos fallidos como cantante solista en Londres, pero cansada de ello afínales de los ‘80 decide regresar a su natal Australia y allí forma Baby Animals junto Dave Leslie, Frank Celenza y Eddie Parise.

Su primer disco comienza con un acorde de apertura que emociona y te prepara para una de las canciones más vertiginosas del disco “Rush you”.

Early warning” por el contrario utiliza la batería como llave y luego la cálida y potente voz de DeMarchi se sube a lo que bien sabe hacer: emocionar al oyente y regalarle estribillos épicos. “Painless” se desliza más sobre el lado blusero para desembocar en balada y abrirle un poco el camino a “Make it end”.

Big time friends” vuelva a jugar con la cadencia del blues y del hard-rock mientras que “Working for the enemy” se apoya en unos excelentes riffs y un estribillo un poco más oscuro. “One word” mantiene hasta aquí el lenguaje utilizado a lo largo del disco y empuja a “Brake my heart” a sonidos que me recuerdan a la banda estadounidense Concrete Blonde.

Waste of time” muestra en su intro la esencia rockera de la banda y “One too many” se sube a ese tren para seguir empujándote al rock. Sobre el final “Ain’t gonna get” te levanta de donde estés sentado y si estás parado no queda otro remedio que saltar.

Sabemos que Australia tiene buenas bandas de rock y Baby Animals le hace honor a tal reputación.

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...