×

Novedades

“Debe haber sido amor: la balada de Roxette es una pieza maestra del dolor”, por Dave Simpson

El diario británico The Guardian publicó una maravillosa nota acerca de la icónica canción de esta banda, que BB Sanzo te cuenta en este espacio.

“Debe haber sido amor: la balada de Roxette es una pieza maestra del dolor”, por Dave Simpson - Radio Cantilo

jueves 12 Dic, 2019

 

Todavía golpeados por la triste noticia de Marie Fredriksson los periodistas, locutores y aficionados de todo el mundo todavía se encuentran en la tarea de poder explicar al menos una parte del legado que dejó esta artista que marcó una época. Dentro de ese gran afluente de noticias que surgieron en los últimos días, BB Sanzo recuperó una nota escrita por el periodista británico Dave Simpson para el prestigioso periódico The Guardian.

It Must Have Been Love cantada por Marie Fredriksson es la mejor power ballad de los años ’80 y, tal vez la mejor canción de ruptura de la historia”, sentencia Simpson en su nota.

“Es ciertamente una de las más grandes. Con un estribillo épico, que cualquiera puede seguir en un concierto o incluso en el baño. Cuando vi a Roxette en Manchester, en 2012, esta canción significó el climax de la noche. Frederiksson estaba visiblemente –y ocasionalmente audiblemente- frágil, y así y todo expuso sus reservas de pasión y emoción en el gran éxito global que tuvo esta banda sueca”, agrega.

Y continúa: “la canción va quizás hacia algo más profundo que las bellas voces y un gran estribillo. Es una canción acerca de perder amor, del arrepentimiento, de ese sentimiento en la persona que canta que cree que podría –y debería- haber luchado mucho más fuerte para mantener viva la relación. ‘Debe haber sido bueno/ pero de alguna manera se perdió’, canta ella devastada. Aunque también sugiere que quizás ella no podría haber hecho mucho más después de todo”.

It Must Have Been Love trae sentimientos tan tórridos en perfectos cuatro minutes y 15 segundos. Marie Fredriksson no está más aquí para cantarla, pero la canción más icónica de Roxette nunca terminará”, concluye.

 

Si querés leer la nota publicada en The Guardian, hacé click acá.

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...