×

Entrevistas

Daniel Cerezo: “Hay gente que es tan pero tan pobre, que solo tiene dinero”

Como parte del ciclo de entrevistas con emprendedores, Juan Di Natale y Luciano Legnoverde charlaron con el fundador de Creer Hacer. Reviví la nota completa acá.

Daniel Cerezo: “Hay gente que es tan pero tan pobre, que solo tiene dinero” - Radio Cantilo

jueves 11 Oct, 2018

 

Daniel Cerezo es el fundador de Creer Hacer, una organización dedicada a la transformación social, a partir de la cual crean impacto en la sociedad mediante su trabajo con empresas, organizaciones sociales y gobiernos. Durante su charla con Juan Di Natale y Luciano Legnoverde deja en claro que no hay peor pobreza que “la incapacidad de proyectarse”.

Desde hace más de una década trabaja para generar nuevos espacios de oportunidades y vínculos entre instituciones y comunidades económicamente empobrecidas compartiendo su historia personal y transfiriendo su aprendizaje a otros, según anuncia en la web de su emprendimiento.

Para mí la pobreza y la riqueza son múltiples. Está la pobreza económica, a la cual estamos acostumbrados y con la que nos medimos por ejemplo, que actualmente en Argentina alcanza a un 40% de pobres económicos. Para mí ese no es el gran desafío que tenemos, sino que el problema que tiene nuestro país es que sobre esa pobreza económica hay un 80% de la comunidad que es pobre en cultura, en dialogar, en la cultura del trabajo, pobre en un montón de aspectos”, dice.

Al tiempo que agrega, “si definimos pobreza como algo que uno necesita, la necesidad no tiene que ver solamente con lo económico, con cubrir la pirámide básica de la alimentación. Hay gente que es tan pero tan pobre, que solo tiene dinero. La pobreza es un desafío, no una condición”.

Asimismo considera que “la pobreza de la dignidad abarca todos los estratos sociales, al igual que la del afecto y el amor. Las drogas y la delincuencia están en todos los estratos sociales, sino no podríamos vivir en un mundo tan corrupto como el que vivimos. La pobreza va mucho más allá de lo material y de lo que uno tiene. No hay peor pobreza que tener una vida pobre”.

“Una de las maneras de erradicar la pobreza es poder ampliar nuestro capital social, empezar a generar vínculos y transitar prejuicios. Eso es lo que te permite tener un proyecto de vida, encontrar tu vocación desde muy chico y entender lo que significa liderar tu proyecto de vida. Todo esto no se habla en el sistema educativo. No se habla ni siquiera de liderazgo. Parece que la educación está más ligada a Borges y matemáticas que a las cosas que te permiten salir de un estado pobre”, subraya.

Y concluye: “el mejor educador no es el que enseña, sino el que aprende. Cuando te ponés en la posición de ‘enseñar’ te parás de un lado, pero en realidad está comprobado que la mejor forma de hacerlo es compartiendo un conocimiento y escuchando al otro”.

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...