Novedades

Dady Brieva, la vejez después de ser un rockstar

Con la vuelta de MiDaChi el humorista analiza la repercusión del público a más de 30 años de su debut, al mismo tiempo que contó como es la vida de una persona que supo llegar a vivir de gira como los Stones y hoy se encuentra en un plan saludable.

Dady Brieva, la vejez después de ser un rockstar - Radio Cantilo

sábado 02 Sep, 2017

 

“La Plata es una de las mejores ciudades que se comporta con nosotros, no tengo idea a qué se debe, pero siempre fue así vaya uno a saber por qué. En Córdoba, por ejemplo, lugar en el que nacimos artísticamente esta vez no hemos metido nada”, dijo Dady durante su charla con El Gallo.

La vuelta a los escenarios de MiDaChi marca el regreso del trío humorístico argentino más importante de los últimos 30 años, que se encuentra con diferencias de aceptación en un público que conoce de qué se tratan sus shows.

“Hemos hecho espectáculos para 55 mil personas en Bahía Blanca, donde le rompimos el record al Papa Juan Pablo II que había metido 50 mil ja, y 80 mil en la fiesta de la manzana de General Roca, esos fueron nuestros mayores shows”, explica el humorista.

Sin embargo la actualidad, como dijo, presenta diferencias con el pasado. Lugares donde antes la rompían hoy lo esperan con recelo. Pero esto no lo deprime, muy por el contrario, Dady se confiesa como una persona segura que disfruta mucho de la masividad de los espectáculos pero a la que no le asusta tener que hacer una presentación para 100 personas.

“Nunca me pasó notar la cara de culo o aburrimiento. He tenido grandes derrotas en la vida pero nunca arriba del escenario, porque nunca tuve miedo. Soy muy seguro arriba del escenario no así abajo. Creo que todo es una cuestión de tiempo, tengo mucha fe. Soy como un asesino profesional, te saco la risa así me cueste horas”, explicó.

He tenido grandes derrotas en la vida pero nunca arriba del escenario.
 

La realidad de MiDaChi también ha cambiado a causa del paso del tiempo. Ya no se trata del trío de jóvenes de 30 y pico que no paraba de girar y hacer reír a todo el país. “Hacer dos funciones en el mismo día es una cagada. Con 60 años uno ya la pasamos. Encima no somos tipos de hacer nada de taquito, siempre metemos fierro a fondo y ahora nos cuesta mucho las dos funciones”, aseguró.

Y añade: “Hay que dormir más siesta, cuidarse un poco más. Voy al gimnasio todos los días, corro, me cuido, como cosas naturales. Ya no ando como tarado por la vida, como alguna vez lo he hecho. En algún momento vivimos de gira como los Rolling Stones. Fueron 34 años de todo un poco, andar de acá para allá de no tener familia, amigos, nada. Era estar subidos arriba de un tren que no paraba. Tuvimos varios accidentes de auto a propósito de ese vértigo que vivíamos. Los 90 de los Midachi fueron muy fuertes”.

Dady también contó que durante los años 90 trabajaron demasiado, algo que cuando llegó al final fue casi como un alivio para sus integrantes. “Estábamos laburando mucho, cuando nos separamos sentimos como un alivio, más allá del duelo. Como cuando un familiar se va después de tanto sufrimiento, decís ‘está mejor donde está’”.

“Hay una época que es para darle, hay grandes artistas que se quedan enganchados en eso y no quieren otra cosa, y otros como yo que hemos tenido una época y ahora transitamos otra completamente diferente. Hoy espero otra cosa de mi vida, ya no más eso”, afirmó.

“No hay manera de jugar en primera si no hacés todo lo que se hace para estar en las grandes ligas. No conozco a nadie que no haya llegado sin haber tenido lesión, sin cuidarse, sin hacer lo que uno debe hacer”, concluyó.

LEETE TAMBIÉN...