Interés General

COVERS QUE VALEN LA PENA

Acompañanos en este repaso de versiones hechas por otros artistas, pero no cualquiera, sino aquellos que realmente merecen tener su espacio aquí. ¿Cuáles fueron las canciones que superaron a las originales? Averigualo en esta nota

COVERS QUE VALEN LA PENA - Radio Cantilo

jueves 15 Feb, 2018

“A Little respect”- Wheatus

En los ochentas, aparecieron varias bandas que lograron la fama mundial con un solo hit. Este fue el caso del dúo británico Erasure, quienes entraron a las radios con la canción ‘Little respect’.

Se trata del tercer sencillo del álbum The Innocents, el cual llegó al puesto 4 en el ranking británico, al 14 en los Estados Unidos y el número 34 en Alemania. Es considerada la canción más conocida y difundida del grupo.

Fue compuesta por el duo Clarke/Bell y, pese a no haber sido concebida con ese objetivo, la comunidad gay la adoptó como un himno.

Este tema tuvo mucha popularidad en su época pero la versión que hizo la banda americana Wheatus le dio una mirada más fresca y pegajosa que logró superar a la original.

Fleetwood Mac – Black Magic Woman

Si escuchamos los acordes de este tema es imposible no pensar en un señor llamado Carlos Santana, aunque no haya sido su compositor.

¿Por qué decimos esto? Bueno, lo cierto es que Black Magic Woman fue escrita y publicada en 1968 por Fleetwood Mac, la banda británica liderada por Lindsey Buckingham, Mick Fleetwood y John McVie.

Fue escrita por el guitarrista Peter Green y publicada como sencillo a través de Blue Horizon Records para el Reino Unido y en 1969 por Epic Records para los Estados Unidos. Alcanzó el puesto 37 en los UK Singles Chart, convirtiéndose así en el primer sencillo de la agrupación en entrar en dicha lista

Pero en 1970 Carlos Santana la reversionó para su álbum Abraxas publicado en el mismo año. Esta contó con más arreglos instrumentales que la original y a su vez fue más exitosa, ya que alcanzó el puesto 4 en la lista Billboard Hot 100 de los Estados Unidos en 1971.

“Faith”- Limp Bizkit

 Después de la separación de Wham! en 1986, había gran expectación por la carrera de solista  y el futuro de George Michael. Pero, ni lerdo ni perezoso, él lograría seguir adelante con lo que luego sería una de sus canciones más exitosas: Faith. La particularidad de este tema es que no demandó una gran producción, al contrario fue un trabajo bastante simple y por eso pegó tanto.

“Faith” tiene un poco más de tres minutos de duración, cuyos primeros 37 segundos son una introducción en que sólo se oye un órgano de iglesia in crescendo (se tomó como base la canción de Wham!, “Freedom”). Finalmente, una progresión de dos guitarras surge en la canción mientras George canta una letra básica, pero muy significativa acerca de no ser seducido por las tentaciones del amor frívolo que lo alejen de la búsqueda de un amor más auténtico.

La canción fue versionada por la banda estadounidense de nu metal Limp Bizkit, quienes la incluyeron en su álbum debut Three Dollar Bill, Y’all$ y fue lanzado como sencillo en 1999.

La banda solía interpretar el cover en sus primeras presentaciones en vivo, utilizando esta canción para atraer la atención del público.

A pesar del éxito de la canción en los conciertos de Limp Bizkit, el productor Ross Robinson se opuso a la grabación del cover en el álbum, y trató de convencer a la banda para que no lo incluyeran en el álbum.

Finalmente, la banda junto a Robinson, decidieron incorporarle un sonido más pesado en las guitarras y en batería, así como algunos scratching realizados por DJ Lethal.

“I will survive” – Cake

Clásico de clásicos si los hay. Quien diga que nunca movió la patita con este tema claramente miente. Adoptado como un himno homosexual, este tema lanzado en 1978 por Gloria Gaynor llamado “I will survive”, catapultó al éxito a esta cantante que –desde entonces- es la responsable de hacernos sacudir el esqueleto a todos.

En 1996, la banda estadounidense de rock alternativo Cake realizó su versión en su álbum Fashion Nugget. Fue lanzado como sencillo en 1997 y logró alcanzar el número 29 en la lista de sencillos del Reino Unido, la ubicación número 28 en el Modern Rock Tracks de la Billboard e ingresó en varias listas europeas, como así también en Australia y Nueva Zelanda.

Si bien mantiene el ritmo, el tempo de las guitarras es otro, así como los arreglos de vientos que tiene.

“Police and Thieves” – The Clash

La canción fue grabada originalmente en 1976 por el artista de reggae Junior Murvin que la compuso junto al reconocido productor Lee Perry.

La versión de Murvin fue mucho más popular en Inglaterra que en su Jamaica natal. Participaron de la grabación los músicos Boris Gardiner en bajo, Ernest Ranglin en guitarra, Sly Dunbar en batería, Keith Sterling en los teclados y Joe Cooper en el órgano, con Barry Llewellyn y Earl Morgan (del grupo The Heptones) en los coros.

A diferencia del reggae original como fue concebido esta canción, The Clash decidió hacer su propia versión del tema.

La banda liderada por Joe Strummer se encontraba en plena experimentación sonora y decidieron incluir este tema dentro de su lista de canciones por dos motivos: por el mensaje que tenía y porque querían introducir una fusión distinta en su estilo.

“A message to Rudy” – The Specials

La canción “A message to you Rudy”, es una reinterpretación a la original de 1967 “Rudy, a message to you” del artista Jamaiquino Dandy Livingstone.

La letra, en un sorprendente ejercicio de madurez, reconoce que la juventud es una etapa esencialmente para divertirse, pero que eventualmente hay que superarla y sentar cabeza.

O, tal vez, también podría interpretarse como una irónica rebeldía ante la muy complicada situación que enfrentaron aquellos jóvenes: violencia, desempleo, discriminación, sobre todo para un jamaiquino en Gran Bretaña.

En 1979 los británicos The Specials hicieron su propia versión de este tema, transformándolo en algo propio. Si bien esta canción sirvió para catapultarlos a la fama, muy poca gente sabe que se trata de un cover y no un tema original de ellos.

Compuesta por el estadounidense Wayne Cochran, fue lanzada en el año 1961 por el sello Gala Records. No tuvo mucha repercusión hasta que en junio de 1964 la banda estadounidense J. Frank Wilson and the Cavaliers realizó una versión, llevándola al puesto 2 del Billboard Hot 100 estadounidense

La canción cuenta la historia de una pareja de adolescentes que sale a pasear en auto. En el camino tienen un accidente del que el mismo Cochran fue testigo. En él, una muchacha muere. El sobreviviente, un muchacho, describe a lo largo de la canción los últimos instantes con su amada y de cómo debe portarse bien para que Dios lo lleve al cielo a reencontrarse con ella.

La canción se llama “Last Kiss” porque con sus últimas fuerzas, antes de morir, ella le puede dar un último beso de despedida. Ésta canción estuvo inspirada en un accidente automovilístico en el que varios jóvenes murieron y dos fueron heridos gravemente cuando su coche golpeó un camión la semana previa de la navidad de 1962.

En 1999 Pearl Jam hizo su propia versión de este clásico.

“Higher Ground” – Red Hot Chili Peppers

Higher Ground es una canción de Stevie Wonder de 1973 de su álbum Innervisions. La canción llegó al puesto #4 en los sencillos pop de Estados Unidos.

“Higher Ground” apareció en el mencionado Innervisions y es un tema de estructura perfectamente funk y llena de ecos rocanroleros. La letra podría ser considerada como “de protesta” (después de todo, era 1973) y con tintes incluso un tanto religiosos (“La gente continúa aprendiendo / Los soldados continúan guerreando / El mundo continúa dando vueltas / Porque esto no durará demasiado”

Tres meses después de que la canción fue grabada, el 6 de agosto de aquel 1973, Stevie Wonder sufrió un accidente automovilístico cuando se dirigía a dar un concierto y el choque casi le costó la vida. El músico sufrió varias fracturas y golpes en la cabeza que lo pusieron en estado de coma. Dos amigos muy cercanos, el ingeniero de sonido Malcolm Cecil y el road manager Ira Tucker Jr., acudieron a visitarlo, con la esperanza de que si le ponían un poco de música, Stevie podría salir del estado comatoso y recobrar la conciencia. Así fue: Tucker le cantó al oído “Higher Ground” y milagrosamente el enfermo empezó a mover los dedos al ritmo de la canción.

En 1989 unos jóvenes Red Hot Chili Peppers decidieron incluirla en su disco Mother’s Milk.

“While My Guitar Gently Weeps” – Prince Tom Petty, Steve Winwood y Jeff Lynne

Se trata de uno de los clásicos más importantes de los Fab Four. Este tema fue escrito por el enorme George Harrison, ninguneado por muchos pero el responsable de “abrirles la cabeza al resto de los miembros de la banda.

Según Harrison, la inspiración le vino de la lectura del libro I Ching, que como él expresó: “Me pareció estar basado en el concepto oriental de que todo está relacionado entre sí, a diferencia de la opinión occidental de que todo es una mera coincidencia”.

Llevando esta idea de relativismo a la casa de sus padres en el norte de Inglaterra, Harrison decidió escribir una canción con las primeras palabras que viera al abrir un libro al azar. Estas palabras fueron “Gently weeps”, e inmediatamente comenzó a escribir la canción.

Unos años después de la muerte de Harrison, se llevó a cabo la inducción del guitarrista de los Beatles al Salón de la Fama del Rock and Roll. Para homenajearlo, se juntaron un par de muchachos que la tenían bastante clara: Prince, Tom Petty, Steve Winwood y Jeff Lynne.

Lo más destacado de este tema sin dudas son los momentos en los que Prince se deja llevar por el sonido y hace dos grandes solos de guitarra que dejaron boquiabiertos a todos.

“Feelin’ good”- Muse

Escrita para una obra teatral musical en 1964, esta canción ha sido retomada por muchos artistas, siendo el primero de estos covers, el de Nina Simone prolífica cantante de Jazz, el más reconocido por la elegante combinación entre la música, la letra y la expresión vocal de esta cantante.

Se trata de “Feelin’ good” aparecida en su disco “I put a spell on you” de 1965.

Paradójicamente, la música en esta versión lleva un ritmo lento y la voz de Simone tiene un dejo de dolor propio del Blues; el estilo es cercano al cabaret (quizá porque es una pieza para teatro) en el que se distinguen, además de la voz, instrumentos de viento, piano y algunas cuerdas.

Pero en 2001 la banda liderada por Matt Bellamy, hablamos de Muse por supuesto, hizo su propia versión para el álbum Origin of Symmetry.

“Heroes” – The Wallflowers

Fue publicada como single un 23 de Septiembre del año 1977 y que además le dio el título a ese gran Lp que lanzaría ese mismo año y que traería una nueva faceta musical junto a la gran colaboración del productor Brian Eno.

“Heroes”, David Bowie se hizo a cargo de la voz principal, las guitarras, el saxofón y los teclados. Mientras que Brian Eno se hizo de los sintetizadores. Además, trabajaron junto a ellos Carlos Alomar en guitarras,  George Murray al bajo, Dennis Davis en batería y como invitado especial a la sesión estuvo el señor Robert Fripp, famoso guitarrista inglés y miembro de la mítica banda King Crimson.

Por supuesto que en este caso tenemos que decir que lo que están a punto de escuchar no es más que una interpretación respetuosa de este hermoso clásico.

En 1998 The Wallflowers, la banda de Jacob Zimmerman hijo de Bob Dylan, grabó su cover de este tema para ser utilizado en la banda sonora de la película Godzilla.

“Girl You’ll Be A Woman Soon” – Urge Overkill

Girl, You’ll Be a Woman Soon FUE escrita por Neil Diamond y grabada con la compañía Bang Records. Alcanzó el puesto número 10 de las listas estadounidenses en 1967. Originalmente apareció en el álbum de Diamond Just For You.

En 1992, Urge Overkill grabó su propia versión de la canción para el EP Stull. Quentin Tarantino encontró el EP en una tienda de discos en Holanda y le gustó tanto que la usó en una escena de Pulp Fiction, la película en que trabajaba en 1994. Esta cobertura alcanzó el éxito en varios países europeos, alcanzando el puesto #10 en Francia.

“Don’t let me be misunderstood” – Santa Esmeralda

“Don’t Let Me Be Misunderstood” es una canción escrita por Bennie Benjamin, Gloria Caldwell y Sol Marcus para la cantante y pianista de jazz Nina Simone, grabada por primera vez en 1964.

Con el peculiar estilo musical que solo Nina Simone puede dar, con ritmo lento y acompañada de arpa, causó sensación entre los grandes cantantes y compositores del momento.

Pero en 1977 apareció Santa Esmeralda para hacer su versión del tema: este cover fue utilizado en infinidad de ocasiones como por ejemplo en el film de 1992 “American me”, en el trailer de la película “Kiss Bang Bang” o, en donde mejor encajó claramente, Kill Bill, otra de las películas de Quentin Tarantino.

Es necesario aclarar que, cómo no podía ser de otra manera, Tarantino realizó un remix del tema original extendiéndolo un poco más, pero que logró hacerlo sonar perfectamente mientras Uma Thurman y Lucy Liu disputan la escena final de Kill Bill a espadazos.

LEETE TAMBIÉN...