Novedades

Ciudad Emergente día 1: Con Mashup de artistas consagrados arrancó la fiesta

Desde ayer y hasta el domingo, La Boca recibirá a miles de personas en el encuentro número 12 de música, gastronomía, diseño y cultura urbana. ¡Mirá lo que pasó ayer!

Exclusivo web
Ciudad Emergente día 1: Con Mashup de artistas consagrados arrancó la fiesta - Radio Cantilo

viernes 04 Oct, 2019

Minutos pasadas las 18, Coti pisó el escenario principal acompañado por la artista chilena Francisca Valenzuela, mostrándonos algo de lo que íbamos a vivir durante toda la jornada: artistas jóvenes pero populares, haciendo dúos poco esperados, reversionando canciones ajenas o propias. Con su clásica batería de hits, el músico prendió la llama del público que fue sumando almas hasta ser miles a la hora de Jimena Barón, pero para esto falataba un largo rato.

 

Lo joven y consagrado suele aparecer donde sea que esté Emmanuel Horvilleur, que junto a Emme fueron los responsables de una buena versión de “El centro de tu corazón”, canción de Fito Páez de su disco Naturaleza sangre.

Un dúo de los pocos que siempre aparecen fue el de Lula Bertoldi y Nico Sorín, con reversiones de clásicos del rock y una química inquebrantable.

Al cruce entre Fede Berdullas de SER y Paty Cantú, le siguió  Mono con Natalie Pérez, que aprovecharon los hits de Kapanga y “A mi no me importa el dinero”, como alguna vez popularizaron Los auténticos Decadentes y Julieta Venegas.

Punto a favor para el cruce de género y generaciones se lo llevaron el cantautor Nahuel Pennisi que mezcló su voz con la de Andrés Giménez, el líder de ANIMAL, y el momento masivo de la noche se lo llevó Jimena Barón y el nuevo ídolo del trap Bavhi.

A Bambi y Silvina Moreno, le siguieron Dante Spinetta y NeoPistea, y para empezar a cerrar la noche vimos a Leo García en el escenario/balcón de la Usina del arte, acompañado de Wallas de Massacre. Hicieron a dúo “Cuarto creciente”, “Tanto amor” y “De música ligera”, justo el mismo el día del anuncio del regreso de Soda Stéreo.

MYA y Agustín Casanova, Dak1llah y Emanero. Un cruce de estilos donde el público pudo saltar del pop al reggaetón y del trap al rock.

 

Las miles de personas le dieron la espalda al frío haciendo un poco de deporte debajo de la autopista en las canchas de basket, jugando al ping pong, o con duelos de fútbol tenis. También se refugió en los containers, que funcionan como salas para las obras de Microteatro, un formato con piezas de quince minutos.

La Usina del Arte también ofreció en su planta alta una variedad de juegos mediados por la tecnología. Allí los chicos pueden jugar con una mesa DJ o aprender los primeros tips para hacer visuales en vivo. Los gammers tienen hasta su propia sala de juegos en red, donde se incluyen juegos interactivos para tocar guitarras y baterías.

Otro dato protagónico dentro de la amplia oferta es el ring de trap y la cultura urbana. Por ahí pasa el auténtico semillero del rap. Una joyita del festival, donde las promesas del trap pueden foguearse en vivo.

En el cine pasarán los documentales de NatGeo sobre Gustavo Cerati, Charly García y el flaco Spinetta. No queda margen para el aburrimiento en una zona intervenida por el arte, la moda y sobre todo, por la cultura urbana proponen un juego estimulante. Restan tres días, más de veinte artistas y toda la propuesta al servicio del disfrute.

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...