×

Novedades

¿De dónde vienen muchas de las frases que usamos cotidianamente?

El escritor y conductor de televisión habló de su último libro "Por qué decimos".

¿De dónde vienen muchas de las frases que usamos cotidianamente? - Radio Cantilo

jueves 23 Jul, 2020

 

Lea Zavatti: ¿Cómo surgió esta idea?  

Charlie López: A decir verdad, en el año 89′ yo empecé a trabar en Radio Rivadavia contando tímidamente algunas historias de palabras. Ahí descubrí que había mucha gente como yo que amaba el origen de las palabras. Tanto fue así que al toque me llamó la Editorial Sudamericana, yo no lo podía creer. Después lo abandoné pensando que no había mucho más, y me llama Aguilar para sacar otro libro. Ahora me convocaron para hacer un tercer libro más enfocado con las frases. Este se llama “Por qué decimos”. Ahí me convocaron de TN, volvió a subir y ahora estoy re feliz. 

 

LZ: Viste que los refranes van cambiando con el paso del tiempo y uno no sabe muy bien por qué. Siempre digo la frase “viva la pepa”, ¿quién sería pepa? 

CL: Es buenísima la historia. En el año 1812, España tenía algunos problemas políticos porque a Fernando VII lo habían llevado preso. Mientras sucedía esto, los liberales sancionaron una Constitución en Cádiz. Dos años después, Napoleón libera a Fernando VII. Salió, se enteró de la Constitución, prohibió la palabra y volvió la monarquía. Entonces los liberales salieron a la calle y en vez de gritar “viva la revolución”, decían “viva la pepa”. Ahora la pregunta es por qué: se sancionó el 19 de marzo que es el día de San José, a los José se le dice Pepe y como era femenina le decían “pepa”. 

 

LZ: ¿Y la expresión “se armó la gorda”?

CL: La gorda no es una chica rellenita ni un poco menos. España, Siglo XIX, habían problemas porque perdían los territorios coloniales. Entonces se decía que se venía una especie de revolución, como eran rumores, decían la frase “se viene la gorda”, “se va a armar la gorda”. 

 

LZ: ¿Agosto? Tengo algunas palabras que hemos combinado también.

CL: Nunca hablo de política porque no se lo suficiente, pero la realidad es que estuvo siempre. Julio César, después de morir, fue honrada. Y al mes, que hasta ese momento se llamaba de otra manera. Una vez que murió, le iban a poner a uno de los meses con su nombre. Ahora su sobrino, era Augusto. Los senadores se ponen a trabajar y se dieron que cuenta que tenía muchas más victorias militares. Se quejó porque su tío tenía un mes más largo que el suyo. Ahí le sacan un día a febrero, que nunca se lo devolvieron, y por eso tenemos dos meses seguidos de 31 días. 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...