Bajo el Radar

Caparezza, hip hop con letras verdaderamente explosivas

Si te gusta el rap, pero hasta ahora no te animaste a escuchar a otros músicos más allá de los angloparlantes, es un muy buen momento para empezar a expandir tus fronteras musicales y disfrutar de este artista italiano.

Caparezza, hip hop con letras verdaderamente explosivas - Radio Cantilo

lunes 13 May, 2019

 

Nació un 9 de octubre de 1973, mismo día que Lennon con quien reconoce tener en común solamente la fecha de nacimiento. Su documento informa que se llama Michele Salvemini, oriundo de Molfetta, en la región de Apulia al sureste de Italia. Es hijo de un obrero y una maestra, y lejos está de provenir de una familia rica.

Sus primeros pasos en la música los dio cuando era chico, ya que desde muy pequeño comenzó a asistir a una escuela de música para aprender a tocar el piano. Sin embargo, duró poco tiempo. “Después de 3 meses dejé la escuela de música con el deseo de vivir en una cabaña calentada por una chimenea. Decidí que la música no era para mí. Al día siguiente comencé a componer mis primeras piezas”, dice acerca de esta etapa en su página oficial.

En 1995 irrumpió como un artista emergente bajo el nombre de Mikimix. Durante tres años participó del Festival de San Remo, alcanzando cierta notoriedad como “Nueva Propuesta”. Entre 1996 y 1997 publicó dos discos, manteniendo el pseudónimo.

Pero algo ocurrió en la vida de Michele. Él lo define como “después de una serie de reflexiones, momentos depresivos y decepciones amorosas, decidí que era momento de seguir la vida de mis antepasados: ir a trabajar. Era claro que la música no era para mí. El día después de decidir esto, comencé a trabajar en nuevas canciones. Me dejé crecer el pelo, la perilla y más”.

Para 1998 se cambió el nombre y apareció bajo el apodo de Caparezza (algo así como “cabeza enrulada”, según el dialecto de su tierra). Lanzó un demo y dos años después publicó su primer disco: Caparezza ?! (2000).

Si hay que definir a este artista de forma rápida, la comparación es más que evidente: un rapero que suena a la mezcla entre Beastie Boys, Rage Against The Machine y Eminem, pero que físicamente se parece a Frank Zappa.

Aunque debemos decir que sus canciones mezclan el pop, rock, y hasta por momentos el folk, con letras de rap. Por lo que las influencias en la cabeza de este artista son muchas más de las mencionadas, lo que hace de su escucha una experiencia llena de sorpresas, pasando por ritmos hechos por sintetizadores, pianos, baterías, poderosos riffs de guitarra y hasta trompetas.

Queen, Yes, Bob Marley, John Lennon, Joy Division, Nirvana, U2, Bruce Springsteen, Iron Maiden, Green Day o Depeche Mode, son algunas de las bandas y músicos solistas que Caparezza reconoce como parte de su vida.

Aunque también vale la pena señalar que es un gran amante del arte, la historia y la literatura. Elementos que se integran dentro de la obra. Van Gogh, Charles Dickens, Dante Alighieri, o Galileo Galillei, son alguno de los personajes a los que este rapero les dedica canciones.

Sus temas son la vidriera de sus pensamientos, que reflejan su perfil agnóstico, crítico con los delitos y la hipocresía de la iglesia católica a lo largo de la historia. Un detalle no menor si se piensa que Italia es el país que alberga al Vaticano y, por lo tanto, está atravesado por el poder de esta institución. Por eso en Il sogno eretico (2011) se dedica a expresar todo lo antedicho.

Las ironías políticas tampoco se escapan de sus letras. A lo largo de toda su discografía ha disparado contra mandatarios, congresistas y políticos en general, pero si buscás en Habemus Capa (2006)  o Museica (2014) vas a encontrar muchas de estas referencias.

Caparezza también se dedica a apoyar las causas ambientales y es un activo defensor del medio ambiente. Asimismo se ha encargado de denunciar a las mafias de su país sin miedo alguno, como podemos encontrar en una de sus canciones llamada “Vieni a ballare in puglia”, donde habla sobre el trabajo en negro al que son sometidos los habitantes de su región natal.

Qué decir… Para mí, la vida de un artista es menos interesante que su trabajo, pero como corolario les dejo una información útil porque la sustancia va, la forma permanece”, asegura.

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...