Interés General

Andrew Cunanan y sus crímenes: cómo llegó a transformarse en el asesino de Gianni Versace

Susana García Roversi nos cuenta la historia del joven de raíces filipinas que, además de acabar con la vida del modista, cometió otros macabros homicidios.

Andrew Cunanan y sus crímenes: cómo llegó a transformarse en el asesino de Gianni Versace - Radio Cantilo

jueves 06 Jun, 2019

Las víctimas de Cunanan.

La mañana del 15 de julio de 1997 quedará en la memoria del mundo. Gianni Versace regresaba a su mansión luego de su tradicional caminata por el paseo Ocean Drive de Miami, sin saber que Andrew Phillip Cunanan aguardaba por él. Sin pensarlo, disparó contra el modista hasta acabar con su vida.

Días después del crimen, acechado por la Policía y el FBI, Cunanan se suicidó con la misma pistola con la que había cometido el crimen.

Pero para llegar hasta este momento es necesario tener en cuenta que este joven de apenas 27 años, edad que tenía al momento de su muerte, había cometido al menos otros cuatro crímenes en los meses previos.

Jeffrey Trail, un exoficial naval de EE.UU. y vendedor de gas propano, el 27 de abril de 1997 en Minneapolis, fue su primera víctima. Lo asesinó a martillazos y lo envolvió en una alfombra persa que metió en el ropero del departamento de David Madson, novio de Trail y supuesto amigo de Cunanan.

Con el propio Madson acabó el 3 de mayo de ese mismo año, pegándole un disparo en la cabeza y la espalda. Su cuerpo fue encontrado a orillas del lago Rush, cerca de Rush City, Minnesota.

Apenas un día después, el 4 de mayo, asesinó a Lee Miglin, un empresario de 72 años y reconocido promotor inmobiliario de Chicago. Según la pericia policial, Miglin había sido torturado y atado con cinta adhesiva en sus manos, pies y envuelto alrededor de su cabeza. Luego fue apuñalado 20 veces con un destornillador y degollado con una sierra.

Este asesinato fue el que lo colocó a Cunanan en la lista de los fugitivos más buscados del FBI.

El 9 de mayo de 1997 asesinó a su cuarta víctima: William Reese, de 45 años. Le pegó un disparo en la cabeza para robarle su camioneta. Sucedió en el cementerio nacional de Finn’s Point, Nueva Jersey, donde Reese trabajaba como guardia.

Si querés conocer todos los detalles de la vida de Cunanan, escuchá la columna completa a cargo de nuestra especialista:

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...