Interés General

20×20: “Hijos del Culo”, el disco que llevó a Bersuit Vergarabat al estrellato

El segundo disco producido por Gustavo Santaolalla no hizo más que confirmar el status que la banda había adquirido. En el año que celebra las dos décadas, desmenuzamos su sonido.

20×20: “Hijos del Culo”, el disco que llevó a Bersuit Vergarabat al estrellato - Radio Cantilo

lunes 20 Ene, 2020

Grabado entre los Estudios Panda, Pichón Mobile Studio, La Casa (L.A.), Estudio Sound Castle y el Estudio Móvil de Rojas, Hijos del Culo fue el quinto disco de estudio y el segundo producido por Gustavo Santaolalla, el anterior había sido Libertinaje (1998) material que los había puesto en el radar de la Argentina.

Esta obra fue doble platino y ayudó al grupo a terminar crecer en cuanto a convocatoria, ventas y sonido.

La mayoría de las canciones de este disco se transformarían rápidamente en himnos, sobre todo durante las presentaciones en vivo donde no podían faltar los clásicos “El gordo motoneta”, “La del Toro” así como “La Bolsa” (videoclips de altísima rotación en MTV), “El Viejo de Arriba”, “Toco y me voy”, “La Petisita Culona”, o “Negra Murgera”, entre otros.

La portada la particularidad de venir con dos “ojos locos”, que se movían para todos lados de acuerdo a como uno tomara la caja del CD.

Si bien las letras del disco son predominantemente Bersuit, es decir “Drogas y Sexo”, se destacan entre ellas canciones como “Porteño de Ley” (denuncia a la argentinidad o “viveza criolla en la voz y música de Alberto Verenzuela), “Desconexión sideral” (la fábula del “astronauta y la bruja”), “Veneno de humanidad” o “Es Importante”, canciones completamente antagónicas entre sí desde su sonido que sirvieron para mostrar el cambio en el sonido y la estética del grupo desde la llegada de Santaolalla como productor.

Como curiosidad vale la pena recordar un confuso episodio con Juan Subirá. Durante la grabación de dicho disco, Subirá fue baleado por un hombre que vivía en el departamento que quedaba arriba del suyo (denominado “La Mesón de Joan”) donde se llevaban a cabo fiestas todos los días de la semana. El incidente inspiro en dos canciones: la primera es “El viejo de arriba”, donde cuenta sobre las fiestas y los disparos y la segunda es “Canción de Juan”; donde se habla de la parte en que Juan es llevado al hospital con un disparo en su rodilla.

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...