Interés General

20×20: “Cuentos Decapitados” o el disco que marcó un quiebre en la historia de Catupecu Machu

El 16 de agosto de 2000 la banda argentina lanzaba una producción que rompía con su sonido tradicional para dar pie a una verdadera revolución de sonido.

20×20: “Cuentos Decapitados” o el disco que marcó un quiebre en la historia de Catupecu Machu - Radio Cantilo

jueves 16 Ene, 2020

 

Grabado entre finales de 1999 y principios de 2000, Cuentos Decapitados es tal vez el mejor disco de la banda que gracias a esta producción alcanzaría el reconocimiento definitivo en toda Latinoamérica. En esta obra se puede ver lo mejor del trío integrado en aquél entonces por Fernando Ruiz Díaz, Gabriel Ruiz Díaz y Abril Sosa.

En cuanto a cantidad de premios y distinciones, el que se llevaría la mayor cantidad sería el tema “Y lo que quiero es que pises sin el suelo“, que se convertiría en un clásico de la banda y uno de sus temas más representativos; recibiendo el premio “Mejor video del año 2000” en una encuesta del suplemento “Si!” del diario Clarín; “Mejor video votado por Los Críticos y Los Lectores” de la revista Rolling Stone edición “Music Awards” de febrero de 2001, y el “Premio MTV” al “mejor video latino 2001” votado por la gente; además de haberse mantenido durante meses en el puesto N°1 de los rankings de Puerto Rico.

Es un disco integrado sencillamente por temazos que mostraban un cambio en el modo de componer y las letras, aunque si bien es cierto que a lo largo de las 12 canciones que tiene se puede ver algo del Catupecu Machu de los discos anteriores, la realidad es que el sonido del grupo fue mucho más allá de lo que sus seguidores creían.

El talento compositivo de los hermanos Ruíz Díaz con la energía joven de Sosa dieron vida a una obra que oscila entre la potencia del rock and roll, la psicodelia y el hardcore. “Y lo que quiero es que pises sin el suelo”, “Eso espero”, “Perfectos Cromosomas”, “Entero o a pedazos”, “Eso Vive” o “Cuentos Decapitados” son los temas más destacados que –con el paso del tiempo- se volvieron himnos infaltables en los conciertos de la banda.

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...