Musiméride

El día que Gilmour reemplazó a Barrett

Uno de incorporaciones más conocida de la historia de la música sucedía un día como hoy, pero en 1986.

El día que Gilmour reemplazó a Barrett - Radio Cantilo

lunes 27 Ene, 2020

Para 1967, Pink Floyd ya era una banda que llamaba la atención con su propuesta musical y visual. Cada presentación contaba con proyecciones y una atmósfera cargada de misterio. Luego de varios shows, el grupo decidió publicar su primer material “The Piper at the Gates of Dawn”, en agosto de aquel año. Por aquellos días Syd Barrett era el conductor del colectivo musical. Su foco estaba puesto en la experimentación dentro del rock psicodélico. Fue el compositor de la mayoría de las canciones. Espantapájaros, gnomos, bicicletas y muchos más alimentaban aquellas letras surrealistas.

Un nuevo grupo se sumaba a la vida del rock y se hacía notar. La creatividad de Syd Barrett comenzó a estar en problemas. El estrés y el consumo de drogas como LSD pusieron en riesgo su salud mental. El genio ya no era el mismo. Roger Waters, Richard Wright y Nick Mason querían seguir, pero había que tomar una decisión. La banda tenía que entrar a grabar un segundo disco y no sabía si iba a poder tolerar las presiones. Tenían que estar preparados sus integrantes para su segundo gran paso.

David Gilmour era un conocido de la banda. Tenía una relación de amistad con Syd. Juntos habían realizado algunos viajes y solían tocar juntos la guitarra durante la escuela. Cuando cumplió 21 años sus padres le regalaron a David su primera guitarra eléctrica. Por esos días tocaba en una banda llamada los Jokers Wild. Luego pasó por The Flowers. La experiencia no duró mucho y en 1967 probó suerte con algunos de sus compañeros en un formato trío que respondía al nombre de Bullitt.

Una noche, Gilmour fue a ver un show de sus amigos en Londres. No fue muy buena, según la historia fue catastrófica. Nick Mason se le acercó con una propuesta: “No se lo digas a nadie ¿te querés incorporar a Pink Floyd en el futuro? Tal vez necesitemos a alguien”.

“A mí me trajeron para reemplazarlo, al menos en el escenario. Era imposible detectar qué sentía él sobre el tema. Él funcionaba en un plano lógico totalmente diferente”, contó David en una entrevista.

Su primer show fue el 12 de enero de 1968 en la Universidad de Aston en Birmingham. Una nueva etapa comenzaría en uno de los grupos más importantes dentro de la historia del rock. Luego de un par de presentaciones, Syd Barrett dejó a Pink Floyd, aquella banda que había imaginado, para entrar en un mundo cargado de sombras.

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...