Musiméride

El día que Eric Clapton resurgió de una muerte segura

Se cumplieron 47 años de aquél mítico concierto realizado en el Rainbow Theatre de Londres, impulsado por Pete Townshend, en el que compartió escenario con Steve Winwood, Ric Crech, Jim Capaldi y Ronnie Wood, el cual significaría el regreso del virtuoso guitarrista luego de tres años de furiosa adicción a la heroína.

Exclusivo web
El día que Eric Clapton resurgió de una muerte segura - Radio Cantilo

martes 14 Ene, 2020

Rehabilitación. Una palabra que forma parte del lenguaje cotidiano de cualquier estrella de rock que haya alcanzado la fama y el reconocimiento del público (y los que quedaron en el camino también). Mientras muchas personas toman la decisión de limpiarse de las drogas de forma privada, casi como un secreto que los avergüenza, otros deciden hacerlo de forma pública. Y vaya si este caso es un claro ejemplo de esto.

Esta es la historia de lo que luego el mundo conocería como el Eric Clapton’s Rainbow Concert, grabado en el teatro londinense Rainbow. Este concierto significó un quiebre en la vida del guitarrista. Literalmente, ya que de haber seguido con su adicción a la heroína probablemente hubiera muerto mucho tiempo antes de componer algunos de sus grandes himnos.

A finales de los ‘60s Clapton comenzó a consumir heroína de una forma alarmante, de hecho tuvo una seria adicción que durante tres años lo marginó de la vida social llevándolo a sufrir una combinación de problemas personales y profesionales. Recluido en su casa de Surrey, el guitarrista llegó a estar al borde de la muerte, aunque en ese momento no era consciente de ello.

De hecho, salvo por la aparición que tuvo en el “Concert for Bangladesh” de 1971 organizado por George Harrison (en el que se desmayó en pleno escenario aunque siguió tocando luego de ser reanimado), Clapton pasaba la mayor parte de su tiempo naufragando entre las oscuras profundidades de su adicción y relacionándose con sus demonios internos, lejos de cualquier contacto con el mundo exterior.

Fue Pete Townshend quien decidió ayudarlo, enfrentar su adicción y darle una segunda oportunidad arriba de un escenario para que le brinde al mundo todo su talento una vez más. El regreso especial tuvo lugar el 13 de enero de 1973 (algunos afirman que fue un día después, es decir el 14) en una fría noche de invierno británico.

Las crónicas de la época dirían que cuando las luces hicieron foco en un Eric Clapton recuperado parcialmente, se lo pudo ver contenido por sus amigos (el propio Townshend, además de Steve Winwood, Ric Crech, Jim Capaldi y Ronnie Wood que también tocaron con él esa noche), y disfrutando de hacer lo que amaba ante una multitud que agotó la capacidad del lugar. La misión más importante de la noche había sido lograda: Clapton estaba de regreso.

Si bien su relación con las drogas no terminó allí, ya que el propio músico confesó sus excesos en varias oportunidades, sí es un hecho que esta fecha fue la que cambió su vida para siempre. Claro está que, como todos sabemos, ser Clapton no es nada fácil por todo lo que le ha ocurrido, sin embargo cada vez que el artista mire hacia atrás podrá ver la magia intacta de una noche que lo vio resurgir de sus propias cenizas para transformarse definitivamente en una leyenda del rock and roll.

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...