Musiméride

Cuando Singapur prohibió el ingreso de Zeppelin por una ridícula exigencia

Durante la gira presentación de “Led Zeppelin IV”, en 1972, la banda fue víctima del gobierno de dicho país que impidió un concierto que tenían programado dado no cumplían con un requisito excluyente para la época. Conocé la historia completa acá.

Exclusivo web
Cuando Singapur prohibió el ingreso de Zeppelin por una ridícula exigencia - Radio Cantilo

jueves 13 Feb, 2020

Pongámonos en contexto. Era febrero de 1972, apenas meses después de la salida de Led Zeppelin IV (noviembre de 1971) un disco fundamental en la obra de la banda que incluía canciones como “Black Dog”, “Rock and Roll”, “The Battle of Evermore”, Starway To Heaven”, entre otros temazos. En aquél momento el grupo transitaba su punto más alto de popularidad y –literalmente- se habían acostumbrado a hacer lo que querían (con todo lo que ello significaba).

Conciertos memorables, con shows cargados de adrenalina, sensualidad y psicodelia; largas fiestas en hoteles hasta el amanecer en la que rara vez no terminaban en escándalos y destrozos; encuentros con mujeres, drogas y cuanto exceso pueda imaginarse eran parte también del día a día de esta banda.

“Millonarios hechos por sí mismos, tan famosos que ahora necesitaban esconderse detrás de guardias armados, empleaban a sus propios dealers de droga y volaban en jet privados. El mismo periodo también los tuvo en su zenit creativo llevando su música más allá que el resto de los grupos de rock”, escribió Mick Wall en su libro “Cuando los gigantes caminaron la Tierra: Una biografía de Led Zeppelin”, describiendo la situación del grupo en aquél período.

El comienzo de ese 1972 tenía previsto para el cuarteto integrado por Robert Plant, Jimmy Page, John Paul Jones y John Bonham una gira por Oceanía, dando conciertos para más de 25 mil personas en el Western Spring Stadium de Auckland (Nueva Zelanda) y el Showground Stadium de Sydney (Australia), entre otros lugares. Previamente a ello la banda tenía programada una presentación en Singapur para el 14 de febrero, aunque esa fecha jamás se llevaría a cabo.

La historia cuenta que al llegar a su destino, un 13 de febrero, los oficiales aeroportuarios le negaron la entrada al grupo, de hecho no solo se les prohibió ingresar sino que ni siquiera tuvieron el permiso para bajar del avión. Aunque resulte increíble, la banda se vio forzada a cancelar el concierto que tenían programado. ¿El motivo? Nada tenían que ver sus canciones con letras “satánicas”, su osada vestimenta, las constantes referencias al sexo que hacían sobre el escenario, su relación con las drogas o, tal vez, su reputación de caóticos y destroza-hoteles. Todo lo contrario. El problema fue su pelo largo.

Sí, leíste bien. Por aquél entonces el Gobierno de Singapur prohibía por ley que los hombres llevaran el pelo largo, por lo que los músicos recibieron un ultimátum: o se cortaban su larga cabellera o deberían volar de regreso a Inglaterra.

Según escribió la historiadora Constance Mary Turnbull en su libro “Una historia de Singapur: 1819 – 1988”, una de las prioridades que tenía Estado luego de independizarse en 1965 fue la formación de una generación joven que sea capaz de “satisfacer los intereses del país”. En ese sentido la autora detallaba “la educación fue vista como el medio más importante a largo plazo para inocular los valores nacionales y capacitar a la fuerza laboral para la máxima productividad económica. El sistema educativo fue adaptado para moldear una nación”.

Es por esto que para el Gobierno del país era muy importante evitar que la cultura occidental choque con los valores de toda una generación que debía crecer alejada de cualquier tipo de rebeldía o libertad de expresión.

A pesar que Zeppelin jamás tuvo la oportunidad de reprogramar la fecha prevista para el 14 de febrero de 1972, Robert Plant fue el encargado de darle un final “agridulce” a esta historia ya que en 2013 –todavía con una gran melena a cuestas-, tocaría por primera vez allí.

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...