Musiméride

A 42 años del debut de Van Halen

El 10 de febrero de 1978 la banda publicaba su disco homónimo, el cual se transformaría en uno de los más vendidos de la década del ’70 e incluía canciones emblemáticas del grupo como “Runnin’ With The Devil” o el cover de The Kinks “You Really Got Me”.

Exclusivo web
A 42 años del debut de Van Halen - Radio Cantilo

lunes 10 Feb, 2020

Más de 10 millones de copias vendidas en todo el mundo ponen a Van Halen (1978) como uno de los discos más exitosos de esta banda de Hard Rock. Esta obra tiene la particularidad de poseer un sonido similar al vivo, aunque se trata de un material de estudio en el cual el productor Ted Templeman introdujo ecos y efectos añadidos que le dieron contundencia a las 11 canciones que forman parte del material.

Considerados la versión americana de Led Zeppelin, la banda liderada por el cantante David Lee Roth y el guitarrista Eddie Van Halen llamó la atención en uno de sus shows en directo de 1977 a los productores Mo Ostin y Ted Templeman de Warner Bros, quienes se apresuraron a firmarles un contrato.

Grabado en los estudios Sunset Sound Recorders de Hollywood, está catalogado actualmente como uno de los mejores álbumes debut de heavy metal y contiene muchas de las canciones más emblemáticas del grupo como ‘Runnin’ with the devil’, ‘Eruption’ (con su inmenso solo de guitarra), ‘Ain’t talkin’ ‘bout love’ o su versión de ‘You really got me’ de los Kinks, que el propio Ray Davies consideró superior a la original.

Para la grabación de esta obra se utilizó una –entonces- novedosa técnica para los solos de guitarra: el tapping, que consiste en usar ambas manos en el mástil de la guitarra para darle mayor variedad al sonido. Esta forma de tocar fue popularizada por el propio Eddie Van Halen, quien se dedicó a promocionar este disco tocando solos de espaldas al público para –de esa forma- esconder la técnica.

El disco fue incluido por la revista Rolling Stone en el puesto 410 de los 500 mejores álbumes de todos los tiempos.

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...