Interés General

Shirley Manson: “La música es conectarte con otro ser humano”

La cantante de Garbage estuvo en la Argentina para hablar de música y feminismo.

Exclusivo web
Shirley Manson: “La música es conectarte con otro ser humano” - Radio Cantilo

viernes 08 Nov, 2019

En el marco del Goza Tour, organizado por Goza Records, Shirley Manson, líder de Garbage, visitó la Argentina para hablar de música y feminismo, una materia en la que es experta. Junto a ella, además, estuvieron la cantante chilena Francisca Valenzuela y Barbi Recanati, quien se encargó de moderar de la charla.

En el repleto salón del Teatro Margarita Xirgu fueron varios los tópicos que se encararon para hablar del lugar de la mujer en la música, de la dificultad para disputar ciertos espacios y de cómo el feminismo empoderó, desde diferentes lugares, a las mujeres allí presentes.

Una de las primeras, y principales, cosas de las que se habló fue de los momentos en los que cada una se dio cuenta que no podía lidiar más con la misoginia del mundo.  Para Shirley, esos puntos de quiebre fueron dos. El primero llegó cuando era apenas una niña: “abrí el periódico y vi una foto de una mujer desnuda. Estaba muy confundida, siendo una niña, de la cosificación del cuerpo de una mujer en un periódico. Creo que ese fue el día que fui consciente de que el sistema no era igualitario, que no trataba a los hombres como a las mujeres, que no trataban a los cuerpos de los hombres como a los de las mujeres. Y decía ‘esto no está bien’”. El segundo, relató, vino de la mano del nacimiento de su sobrino y su sobrina. Allí se dio cuenta de que no podía soportar la idea de que a la niña a trataran como alguien inferior a su hermano. En el caso de Francisca, el punto de inflexión se dio cuando, tras diez años de carrera, logró encontrarse con otras mujeres de la música que atravesaban, desde siempre, por las mismas problemáticas y angustias que ella. En ese instante, lo primero que pensó fue en cómo no habían visibilizado todo eso que les pasaba. Por esa razón, volvió a su casa a planificar lo que un tiempo después se transformaría en Ruidosa.

 

Fotografía: Sandra Cartasso – Página/12

Sin embargo, a pesar de los obstáculos que tuvieron que sortear para alcanzar el sueño de convertirse en estrellas reconocidas de la música, ambas se reconocieron a sí mismas como mujeres privilegiadas. Los motivos, enumeraron, son varios pero principalmente hicieron hincapié en el acceso a educación y a otra serie de bienes sociales culturales que no están al alcance de la mano de muchas otras personas, especialmente mujeres. En ese sentido, Shirley además enfatizó en la importancia de darles espacio a muchas mujeres que quizás quedan relegadas por no tener las herramientas necesarias para expresarse. Porque, en definitiva, ese es el fin último del feminismo: acompañarnos y empoderarnos mutuamente.

“Todos somos productos del patriarcado. Nuestros instintos, nuestras ambiciones, nuestros deseos fueron formados por un sistema con el que ya estábamos en desacuerdo, pero no nos habían enseñado las habilidades con las que pudiéramos funcionar como nosotras mismas. Tenemos que crear nuevas formas. Pero es muy difícil porque no sabemos ni por dónde empezar”, señaló la cantante, quien luego agregó que no sueña con un mundo para mujeres sino para todas las identidades. Explicó, también, que todas las discusiones en torno al feminismo exceden las problemáticas de la música, ya que se trata de cambiar de raíz el sistema: “Cuando cambiamos las cosas para otros, las cambiamos para nosotros”, dijo.

Más allá de su necesidad de cambiarlo todo, al momento de hablar de la industria musical y qué cosas cambiaría de ella, la británica contó que ella ve al negocio solo como algo que puede ayudarla a distribuir sus producciones. Lo demás poco le interesa, porque se dio cuenta de que la industria solo gira en torno al dinero y la música nada tiene que ver con eso: “La música es hablar de cosas para que las que la gente no puede encontrar palabras. Y conectarte con otro ser humano, para mí es eso”, dijo y luego afirmó que “el arte es lo único que se queda con vos. Porque el éxito y la popularidad y los jets privados y los premios se detienen en un  punto. Va y viene. Sé que es frustrante y a veces te rompe el corazón, pero vas a encontrar el disfrute en lo que naciste para hacer”.  

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...