×

Interés General

Richie Hawtin, el blanco habilidoso emblema del Techno Detroit

Descubrí al referente de la electrónica en esta nota.

Exclusivo web
Richie Hawtin, el blanco habilidoso emblema del Techno Detroit - Radio Cantilo

miércoles 01 Abr, 2020

Richie Hawtin se ha convertido a lo largo de los años en una referencia indiscutible de la música electrónica, particularmente de la evolución de lo que en los 80 se conoció como el  Techno Detroit, esa sonoridad electrónica de una ciudad industrial en decadencia: el duro martilleo de las fábricas de automóviles o de las metalúrgicas puesto en negras, dentro de tracks de entre 5 y 12 minutos de duración.

La trayectoria de Hawtin corre en paralelo a la evolución de ese sonido minimalista y oscuro y se puede ver muy bien narrado en Pioneros de la Música Electrónica. Vol I¸ el primer capítulo de una serie documental que lanzó la revista Oslices.

El joven Richie se obsesionó con los controladores y las computadoras desde muy chico, cuando su familia se mudó de Inglaterra a Canadá y él se volvió un niño ensimismado e introvertido. La música siempre fue algo presente en su familia –su padre lo incursionó en las primeras sonoridades electrónicas, con bandas como Pink Floyd o Kraftwerk–, pero fueron sus escapadas a la ciudad de los asesinatos, Detroit, las que lo introdujeron de lleno en la música electrónica.

Allí conoció al pionero DJ y productor Jeff Mills y también a quien lo metería literalmente de un empujón dentro de una cabina de DJ, Scott Gordon, entonces residente de uno de los clubs más importantes de Detroit, The Shelter Seek Refuge. Por entonces, Richie apenas era “un pequeño chico blanco habilidoso y un poco tímido”, según lo describe el DJ Derrick May. Era uno más de los que se paraba al lado de la cabina del DJ para ver qué perillas movía, qué discos ponía y poder salir corriendo a comprarlos.

Recién a principios de los 90, encerrado en el sótano de la casa de los padres de su nuevo amigo, John Acquaviva, su suerte empezó a cambiar. Con un pequeño estudio montado entre el lavarropas y el secarropa, Richie y John crearon su propio sello discográfico con el descubierto de las tarjetas de John, Plus 800, con el cual lanzarían los primeros tracks que se volverían furor en Europa.

Luego de unas giras por Alemania, Holanda y el Reino Unido que abrirían los horizontes musicales del dúo, Hawtin creó su proyecto más emblemático: Plastikman. Según cuenta el propio Richie en el documental, el nombre surgió de una experiencia de ácido mientras bailaban en la casa de unos amigos y sentían que el piso se les hundía y todo se volvía gelatinoso. Plastikman rápidamente se convirtió en un ícono del techno, que se grabó en las pieles de los aficionados.

Para entonces, Hawtin colmaba los clubs de Detroit con su fiesta Plastikman, con una novedosa puesta en escena, que atraía a todo un nuevo público blanco al ambiente del techno. Sin embargo, algunos de los clásicos DJ aún regañaban de la figura de Hawtin, justamente por tratarse de un blanco exitoso al que veían con mayores oportunidades que el resto.

No obstante, el 20 de abril de 1995, un día después del Oklahoma Bombing Day –considerado el peor atentado de EEUU antes que el 11S–, Hawtin sufrió tal vez el peor revés de su carrera. Se encontraba en el auto junto a su hermano yendo a tocar a Nueva York cuando en un puente fue interceptado por la policía:

–¿A dónde se dirigen?  –preguntó el policía, viendo a los dos muchachos de cabeza rapada, en un auto repleto de equipos, un día después del atentado.

–Estoy yendo a la casa de un amigo a grabar –mintió Hawtin, sin darse cuenta de que en la parte de atrás del auto llevaba un flyer de la fecha a la que estaba yendo tocar esa noche, con su nombre inscripto en el mismo.

La mentira les costó la prohibición de volver entrar a Estados Unidos por largos meses, en un momento en que estaba siendo furor en los clubs. Luego de un buen tiempo para pensar, Hawtin se mudó primero a Nueva York  y más tarde a Berlín. Ya no fue más el cabeza rapada de anteojos oscuros: cambió su look por el fleco rubio peinado al costado y terminó por convertirse en el Richie Hawtin que hoy todos conocemos.

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...