×

Interés General

¿Probarías un sapo alucinógeno?

Reviví el debate que tuvo lugar en la mañana de Hagan Correr La Voz.

¿Probarías un sapo alucinógeno? - Radio Cantilo

jueves 12 Dic, 2019

La ciudad de Sonora, México, es una de las rutas más importantes del tráfico de drogas que se da entre esa ciudad y el límite fronterizo con los Estados Unidos. Una de las consecuencias más visibles y problemáticas de eso es que los habitantes de los pueblos aledaños, durante mucho tiempo, terminaron siendo víctimas de la adicción a la metanfetamina y al crack. Esto se debía, en gran medida, a que el pago que recibían por su trabajo como mulas era, precisamente, droga.

En esos mismos pueblos, a su vez, existen largas tradiciones espirituales y naturales. Uno de los más conocidos es el que tiene como protagonista al sapo bufo alvarius, conocido popularmente como el sapo del amanecer, que tiene en sus glándulas el alucinógeno más potente del mundo y se reactiva de un mundo bastante particular. El efecto de esta sustancia supera, inclusive, el de la ayahuasca.

Parte de esto puede verse en el documental El profeta del sapo, donde se muestra cómo se le saca el alucinógeno de las glándulas para fumarlo, con el fin de encontrar una conexión espiritual que los lleve a la paz absoluta. Además, este ritual se transformó en una herramienta para dejar la adicción a las drogas más fuertes. Pero, ¿esto significa que salís de una adicción para entrar en otra? No, porque la sustancia reactiva una endorfina que poseemos en nuestro cuerpo. La experiencia, cuentan los expertos, dura entre 15 y 20 minutos y aquellos que lo llevan adelante pierden noción del tiempo y se encuentran con lo más profundo de su ser espiritual.

En la mañana de Hagan Correr La Voz, frente a esta historia, surgió el interrogante de si pasarías como una experiencia como esta o e ganaría el miedo de convertirte en un adicto a la sustancia alucinógena. Dale play y reviví el debate de la mano de Cuchi Calderón en una nueva entrega de Vaso medio lleno, vaso medio vacío.

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...