Interés General

PALADAR POP: LLEGÓ EL DEBÚT SOLISTA DE JAKE SHEARS

El ex líder de Scissor Sisters reventó los pronósticos con su nuevo trabajo y Cristian Hendriksen te cuenta todo en un nuevo capítulo de “Paladar Pop”

PALADAR POP: LLEGÓ EL DEBÚT SOLISTA DE JAKE SHEARS - Radio Cantilo

miércoles 22 Ago, 2018

Tras el último disco de los Scissor Sisters, “Magic Hour” (2012), llegó el primer trabajo solista de Jake Shears, que si bien explora nuevos sonidos, no dejó atrás el estilo que lo hizo famoso con su banda. Lanzó el álbum a través de su propio sello llamado Freida Jean Records, que produjo él mismo de forma independiente.

Según el propio Shears, retoma “la conversación” del segundo disco con los Scissors, el hitero “Ta-Dah” (2006), en donde explora el country, el soft rock, las guitarras distorsionadas, el blues y sus inconfundibles falsetes.

“Siento que encontré mi voz de nuevo”, le dijo Shears a la revista Billboard, reflexionando sobre el lugar en el que se encontraba al empezar este nuevo desafío y cómo se siente ahora. Después del hiato en 2012 con los Scissor Sisters y la ruptura con su pareja de once años en 2015 —el director/productor de documentales Chris Moukarel—, Jake Shears se encontró en un punto muy oscuro de su vida. Se encontró, tal vez por primera vez, sin ataduras, y decidió seguir el instinto de mudarse de Los Ángeles a Nueva Orleans, un lugar en el que se fantaseó viviendo muchas veces.

Fue ahí donde comenzó a crear su nuevo álbum, inspirado en su nueva vida y la rica herencia musical de la ciudad.  “Sad Song Backwards” es el tema que llamó en una entrevista con la Rolling Stone como “una canción divertida que habla en realidad sobre el suicidio”, ya que su letra menciona tomar “dos puñados de Prozar”, un antidepresivo muy consumido en Estados Unidos.

El proceso de creación del disco llevó aproximadamente un año y se entrecruzó con otros emprendimientos personales, como su debut en Broadway interpretando a Charlie Parker en el musical “Kinky Boots” y la escritura de su autobiografía, publicada a comienzos de este año y titulada “Boys Keep Swinging: A Memoir”.

En el videoclip de la canción “Big Bushy Mustache”, rodado en las calles Nueva Orleans, Shears inspira a una serie de hombres a que se dejen bigote, sosteniendo que viene a representar una nueva “ternura, poder masculino, gracia y sexualidad”. Para el trabajo audiovisual contó con su íntimo amigo Josh Homme, el líder de Queens of the Stone Age.

“Mustache”, con un video en el cual se lo ve a Jake vestido de cuero y con unos zapatos de plataforma imposibles, muestra a ese artista que no escapa de las extravagancias que enamoraron a sus fanáticos con el debut homónimo de Scissor en 2004. En aquel entonces, artistas como Shears eran vistos como casos “raros” o diferentes.

Hoy, músicos como Troye Sivan o Janelle Monáe, (que no sólo son abiertamente homosexuales, sino que también escriben explícitamente sobre las experiencias y perspectivas Queer en su música), han asegurado una presencia más visible en la cultura Pop y en las listas de Estados Unidos.

Si querés escuchar el informe completo del último Paladar Pop, hace click en el reproductor:

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...