Interés General

Niebla de guerra: María Oktiábrskaya

Conocé la historia de la heroína de la Unión Soviética durante la Segunda Guerra Mundial.

Niebla de guerra: María Oktiábrskaya - Radio Cantilo

viernes 15 Nov, 2019

María Oktiábrskaya nació en 1905, en la península de Crimea, en el seno de una familia muy pobre. Era la única mujer de los diez hijos que habían tenido sus padres y desde joven comenzó a trabajar para ayudar a su familia: primero en una fábrica de enlatados, luego como operadora de teléfono.

Cuando tenía 20 años se casó con un oficial del Ejército Soviético y en ese momento empezó a interesarse por todo lo que rodeaba al mundo militar. Ella sostenía que ser la esposa de un soldado era un orgullo, pero también una responsabilidad. Por esa razón, decidió estudiar enfermería, aprender a utilizar armas de guerra y a conducir vehículos. Además, se unió al Consejo de Esposas de Militares, para discutir con sus pares sobre su lugar dentro del ejército.

Algunos años después, cuando la Segunda Guerra Mundial era un hecho y los nazis comenzaron a avanzar sobre territorio soviético, rompiendo el pacto de no agresión entre los países, María fue evacuada a Siberia y su marido fue a luchar al frente. En 1941, el hombre murió en combate, pero no fue hasta 1943 que María recibió la noticia. En ese instante, enfurecida, tomó todas sus pertenencias y las donó al ejército con un solo objetivo: que la dejaran vengar a su esposo en el campo de batalla.

Necesitados de gente para luchar contra la avanzada alemana, le dijeron que sí y María comenzó un arduo entrenamiento que duró cinco meses. A sus 38 años aprendió a manejar un tanque de guerra, fue nombrada mecánica y conductora y se incorporó a una de las brigadas soviéticas para luchar en los frentes de batalla. Su primer combate fue el 2 de octubre de 1943 y su valentía y precisión para luchar la llevaron a obtener un ascenso inmediato a Sargento. En los meses venideros, se lució en cada combate que le tocó librar, protegiendo a sus compañeros, reparando tanques en el medio de los fuegos cruzados y avanzando contra todo lo que se interponía en su camino.

En enero de 1944, María fue convocada para formar parte de la ofensiva en Leningrado, una de las batallas claves de la guerra. Allí nuevamente arrasó con todo lo que se cruzó en su avanzada, pero en un intento por reparar su tanque una mina explotó a metros de su ubicación y la dejó herida. María permaneció internada por dos meses, hasta que falleció el 15 de marzo de aquel año. El 2 de agosto, fue condecorada con el título de Héroe de la Unión Soviética, la máxima distinción militar que otorgaba el país.

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...