Interés General

Niebla de guerra: Lyudmila Mijailivna Pavlichenko

Conocé la historia de la francotiradora rusa que se transformó en una heroína de la URSS.

Niebla de guerra: Lyudmila Mijailivna Pavlichenko - Radio Cantilo

viernes 29 Nov, 2019

Lyudmila Mijailivna Pavlichenko nació en una pequeña ciudad de lo que hoy es territorio ucraniano, el 12 de junio de 1916. Cuando tenía 14 años, su familia se mudó a Kiev y fue ahí donde comenzó a demostrar algunas de sus habilidades que la hacían diferente  a cualquiera otra niña de su edad. Era muy buena en las actividades atléticas, al punto que dejó de competir con las otras chicas de su edad para hacerlo con los varones. En la institución, además, empezó a practicar tiro al blanco con armas de fuego, recibiendo varias condecoraciones.

Luego de eso, comenzó a ir a una escuela nocturna y durante el día trabajaba en una fábrica, donde reciclaba metales. Tras estar un breve tiempo casada y haber sido madre, en 1937 ingresó a la universidad para estudiar historia. Allí empezó a competir nuevamente en atletismo y se incorporó a la Escuela de Tiradores de Elite. Cuando estaba en cuarto año, los alemanes invadieron la URSS y se enlistó voluntariamente en el Ejército Rojo como parte del cuerpo de francotiradores.

Aquel mismo año le tocó ir al frente y cuando uno de sus compañeros cayó muerto, tomó un fusil y mató por primera vez a dos hombres, en lo que ella consideró su bautismo de fuego. En dos meses y medio ya había aniquilado a casi 200 nazis y la promovieron al cargo de sargento. Pero en 1942, cuando ya se había cargado a más de 300 alemanes, fue herida y los altos mandos del ejército decidieron retirarla porque se había convertido en una heroína nacional.

Después de su recuperación, Lyudmila fue enviada por el gobierno a Estados Unidos como una especie de propaganda soviética, para que contara su experiencia. Allí entabló una amistad con Eleanor Roosvelt. Tras su gira por el país y luego por Canadá, volvió a la Unión Soviética pero ya no para combatir sino para entrenar a quienes se incorporaban a las fuerzas como francotiradores.

En 1943, recibió el máximo honor gubernamental: Héroe de la Unión Soviética. Y al finalizar la guerra, se avocó a terminar su carrera universitaria y a trabajar como historiadora. Todo llegó a su fin cuando en 1974, a sus 58 años, murió víctima de un derrame cerebral.

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...