Entrevistas

Música para sanar

Sabemos que la música hace bien al alma, y al parecer, al cuerpo también. Pasó por el aire de Ciudad Despierta el doctor Daniel Gonnet para explicarnos los beneficios de la musicoterapia.

Música para sanar - Radio Cantilo

viernes 07 Dic

Accidentes cerebro vasculares (ACV), autismo, trastornos relacionados con el deterioro neurológico por la edad, o el Trastorno Generalizado del Desarrollo (TGD), son malestares en la salud con algo en común: logran avances en su recuperación a partir de tratamientos de musicoterapia.

¿De qué se trata?

La Federación Mundial de Musicoterapia la define como el uso de la música y sus elementos (sonido, ritmo, melodía, armonía) en un tratamiento aplicado a un paciente, para  facilitar y promover la comunicación y el aprendizaje, entre muchos otros fines terapéuticos.

Si bien hace un par de décadas se desconocía el alcance de este tratamiento, hoy es un método muy difundido y puesto en práctica, porque refuerza potencialidades y mejora funciones de la persona, al punto que puede alcanzar una mejor calidad de vida.

En términos concretos, la música es sanadora, y nadie es ajeno a ello.

“Hay una representación chamánica de la música, porque dentro de sus propiedades hay una serie de elementos que la hacen vital para la interrelación, para llegar al lugar donde el lenguaje no llega”, explica el musicoterapeuta Daniel Gonnet a Ciudad Despierta.

Usa una definición muy amplia de la música, para explicar cuán necesaria y distinta a todo puede llegar a ser, utilizada en un tratamiento de salud: “Es una materia prima distinta que toca fibras, y que genera cosas que otros elementos de la salud no generan; esto tiene que ver con lo tribal y lo más ancestral el sonido, hay un cúmulo de cosas que genera un quantum de vitalidad que es único y distino a través de la música”.

Esto explica cómo, cuando la comunicación es deficitaria, la música o el tratamiento alrededor del sonido puede generar una comunicación particular, porque existe ese “impacto de la fibra sensible” que sólo puede provocar la música.

A su vez, el musicoterapeuta, egresado en la Universidad de Buenos Aires, remarca la importancia del trabajo “interdisciplinario” en el que se aplica la musicoterapia: “Ella aporta su saber específico a un tratamiento general e integral: trabajamos junto con terapistas ocupacionales, psicólogos, y kinesiólogos para el logro de los resultados que queremos”, explica.

Pero por supuesto que no existe una música universal para el tratamiento, y en este sentido ejemplifica: “No a todo el mundo que le pongas Beethoven le va a generar lo mismo, porque hay construcciones culturales de la música sobre las cuales también se producen cosas;  lo que ves, percibis y escuchás genera una emoción que culturalmente impacta en un espacio vital particular”, concluye.

Afortunadamente, la musicoterapia está cada vez más difundida, y existe incluso una ley de ejercicio profesional. En La Plata, el tratamiento actualmente se aplica en el Hospital de Niños “Sor María Ludovica”, el Hospital Interzonal San Martin, y el Hospital Zonal El Dique de Ensenada, entre otros.

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...