Entrevistas

Marky Ramone, el baterista que perfeccionó un estilo

Un repaso por los hechos que dejaron la marca registrada del músico en el punk rock.

Exclusivo web
Marky Ramone, el baterista que perfeccionó un estilo - Radio Cantilo

viernes 08 Nov, 2019

El año 1952 fue importante para la escena del rock mundial. Nacieron músicos como Paul Stanley de Kiss, Stewart Copeland de The Police y Joe Strummer de The Clash. También, la empresa estadounidense Gibson Guitar Corporation introdujo por primera vez en el mercado la guitarra eléctrica Gibson Les Paul. Aires de cambio. Pero hubo otro hecho que marcaría para siempre al desarrollo del punk neoyorquino: la llegada al mundo de Marc Steven Ball.

Conocido como Marky Ramone, fue el segundo baterista de Ramones, figura icónica que formó parte de la banda del 78′ al 83′, se fue y volvió en el 88′ hasta su disolución. “Cuando entró al grupo ya tenía un nombre en la escena por tocar en Richard Hell & The Voidois y haber sido parte de la grabación de Blank Generation”, cuenta el periodista Gerardo Barberán Aquino, autor de Ramones en Argentina.

Sentarse en el instrumento y formar parte de una de las bandas de la primera ola del punk rock le dieron a Marky la posibilidad de consolidarse con la identidad que años más tarde lo convertiría en un referente de la escena. “Tommy Ramone decidió irse de la banda y entrenó a Marky. Tenían que encontrar un baterista que toque exactamente como Tommy, algo que generalmente no sucede cuando se tiene que reemplazar a un músico”, agrega el escritor.

 

En el libro En la Ruta con los Ramones de Monte A. Melnick y Frank Meyer, los músicos lo explican con lujo de detalles. Joey Ramone dice que “cuando Tommy entró en la escena, le gustó mi voz y me dijo que tenía que cantar. Hicimos cambios de roles entre todos y empezamos a buscar bateristas, como no aparecían y se lo propusimos a él. Cuando se sentó, directamente tocó con ese estilo que nadie había oído nunca”.

Johnny Ramone, el único guitarrista que pasó por las filas ramonera, comentó en el mismo trabajo que “Tommy le enseñó su estilo y Marky lo entendió rápido”. Este último, también entendió que al margen de que podía hacer más cosas de las que le pedían, podía enfocarse en reproducir el estilo. “Marky dominó el estilo que Tommy había inventado y lo perfeccionó con el correr de los años, ese fue su principal aporte a la banda”, agrega Barberán Aquino.

 

Marky grabó con Ramones ocho álbumes de estudio, desde Road to Ruin en 1978 a ¡Adiós Amigos! en 1995, año de la separación definitiva del cuarteto de Nueva York. En el medio se produjo su primera salida del grupo: el 10 de octubre de 1981 faltó al único show que se suspendió en la historia de toda la banda por problemas con el alcohol.

“Ese fue el detonante. Para los Ramones los shows eran sagradas, no vendían discos, no les entraba mucha plata por regalías, así que dependían del vivo, suspender un show era un lujo que no se podían dar”, explica el escritor de Ramones en Argentina, el trabajo que desentraña la trama de la banda punk neoyorquina y su trascendencia en la contracultura argentina.

Marky Ramone lo relata así: “Teníamos una noche libre, así que me tomé unas copas. La banda viajaba al otro día para el show en Virginia Beach. Me quedé con una chica porque ella me había prometido llevarme en auto. Me había mentido y empecé a alucinar. Fuimos al aeropuerto a intentar alquilar un avión privado y me vieron tan pasado que no lo conseguí. El show se suspendió y tuve que pagar la parte que hubiera cobrado cada uno”.

 

La gota que rebalsó el vaso fue cuando estaban grabando Subterranean Jungle con el reconocido productor Richie Cordell, que estaba detrás de los éxitos de Tommy James and the Shondels. Todos sospechaban que estaba tomando entre las sesiones y finalmente, Dee Dee encontró una botella de vodka en el tacho de basura. “Dee Dee, mi gran amigo, me denunció”, asegura Marky en el libro.

Una semana después, Joey y Dee Dee lo llamaron para comunicarle que no seguiría en la banda. “La cagaste, tendrías que buscar ayuda”, fue la frase final. Cinco años después, el baterista volvería sobrio y según el periodista Gerardo Barberán Aquino “nunca probó una gota de alcohol, algo que se nota cuando toca en vivo porque hace 45 temas de los Ramones seguidos. Para lograr eso hay que estar en plena forma física”.

 

En 2004 se publicó el DVD Raw. Marky grababa toda las giras de Ramones con su cámara y posee el mayor archivo de presentaciones en vivo en video, algo que es de su propiedad y no puede ser tocado por los herederos del resto de los integrantes del grupo. Editado por John Cafiero, la aventura arranca en Buenos Aires, mientras los músicos estaban en el backstage del programa Hacelo Por Mí de Mario Pergolini.

 

La relación con Argentina

 

Marky Ramone estuvo en todos los shows de Ramones en Argentina, excepto el primero en 1987. En su etapa solista, se destaca por tener en el radar a músicos que puedan tocar con él, y por eso siempre los rota. “En 2008, tocó con Expulsados y después se los llevó de gira. A partir de ahí, a veces le toca al cantante solo, a veces al ex guitarrista Marcelo Gallo y estuvo también con el bajista”, explica Barberán Aquino.

El recuerdo con la ciudad de La Plata roza lo insólito: en octubre de 2007 fue parte de la campaña del candidato Carlos Castagneto. El político propuso nombrar a todas las plazas de la ciudad con bandas emblemáticas y una estaba destinada a Ramones. El músico apareció en plena Avenida 7, se sacó fotos y se volvió a ir. Esta noche, Marky Ramone se presentará en el Teatro Sala Ópera de la ciudad con localidades agotadas. 

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...