Interés General

Macca lo hizo otra vez

Con miles de espectadores como testigos, Paul McCartney arrasó en la noche de sábado en su cuarta presentación en la Argentina. Tocó los viejos, los nuevos y los del medio también. Reviví con nosotros el concierto.

Macca lo hizo otra vez - Radio Cantilo

domingo 24 Mar, 2019

Ph: Telam

Estás en presencia de un mito de la música cuando alrededor tuyo podés contar cuatro generaciones diferentes moviendo la patita y sacudiendo el cuerpo. Con la puntualidad inglesa que lo caracteriza,el músico se subió al escenario del Campo Argentino de Polo pasadas las 21, para desatar una noche inolvidable.

(Télam)

Las promesas se cumplen

Hola, Argentina, qué buena onda. Buenos Aires, hola, estoy feliz de volver, dijo Paul en un casi perfecto castellano que sostuvo durante todo el show. “Voy a tocar unas canciones viejas, otras nuevas y algunas del medio”, y cumplió sin moverse un ápice de esa consigna. La noche fue atravesada por los clásicos de The Beatles, con homenajes a John y George, algunas canciones de Wingsy otras de su último disco, que lo puso a girar por el mundo hace unos meses, a sus 76 años.

Paul está muy bien acompañado hace algunos años por Rusty Anderson, Brian Ray, Paul Wickens y Abe Laboriel Jr. Además, un trío de vientos que hizo brillar varias canciones del inapelable repertorio.

Los clásicos de Los Beatles como “A Hard Day’sNight“, “From Me ToYou”, “Love Me Do”,”Blackbird” (con una dedicatoria a los derechos civiles), “Eleanor Rigby”; “Being For The Benefit Of Mr. Kite”, “Something“, “Let It Be” o “Hey Jude”, con el estribillo coreado por todo el estadio, entre otras.

Sonaron canciones de Wings, como “Let ‘Em In”, “Let Me Roll It”, “Band On The Run” y en cuanto a su ultimo disco, Egypt Station, tocó “Who Cares”, “Come On To Me”, y “Fuh You”.

(Télam)

El momento cursi fue dedicado a la esposa de Pau, Nancy: “Escribí esta canción para mi hermosa esposa Nancy, ella está acá con nosotros esta noche. Nan, this is for you”. Y así,tocó “My Valentine” (de su disco “Kisses on the Bottom”) mientras en la pantalla de la parte posterior del escenario, Natalie Portman “hablaba” en un videoclip mediante lenguaje de señas. Al terminar, se levantó del piano y formó un corazón con las manos.

Sonaron “Being for the Benefit of Mr. Kite!”, “Band on the Run” y “Ob-La-Di, Ob-La-Da”. La potencia de “Live and Let Die” también dio lugar a los primeros fuegos artificiales y antecedió a la enérgica “Back in the USSR“. Con “Hey Jude”, se mancomunó una suerte de emoción colectiva desbordante. Paul dividió al público entre hombres y mujeres, cada uno cantó su parte y al final “todos juntos” cerraron la canción.

La noche contó con todos los detalles externos que la hicieron perfecta. La cómoda disponibilidad de espacio en el Campo Argentino de Polo, un clima de sábado por la noche ideal, el público (atravesado por niños de 8 años a personas de 80) acompañando con cánticos y aplausos cada intervención o clásico que Paul puso a sonar, y por último, un despliegue de fuegos artificiales y guitarras que le pusieron el moño a una noche inoxidable, como su protagonista.

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...