×

Interés General

La mujer de blanco y una infancia de terror

Conocé la historia de la entidad que acechó a un niño durante largos años.

La mujer de blanco y una infancia de terror - Radio Cantilo

lunes 29 Jun, 2020

Muchas son las historias que hablan de una dama de blanco que aparece de la nada y desaparece. A veces se hace presente en calles vacías o en rutas desoladas al costado del camino. Esta mujer, que anhela estar viva, se acerca a personas solitarias para hablar. Pero pocas de esas personas cuentan la historia de la dama de blanco que sufrió Jason.

La pesadilla comenzó en su infancia, empapando en sangre sus primeros recuerdos. Jason vivía con sus papás en un viejo departamento al que habían llegado luego de estar varados en las calles, sin un techo donde descansar. Se suponía que aquel lugar iba a ser un nuevo comienzo para la familia hasta que ocurrió lo inesperado: el niño cierta noche vio cómo la puerta del armario se abría. Él la cerraba, pero la puerta volvía a abrirse. Al poco tiempo empezó a sentir la presencia de alguien que lo observaba desde la oscuridad. Después, vinieron los susurros. Decidió, entonces, contarle a sus padres, pero lo ignoraron. Intentó hacer lo mismo con sus amigos, pero se rieron de él. Así que optó por el silencio, a pesar de que el terror lo acechaba sin cesar cada noche de su vida.

Todo cambió cuando, mientras descansaba, escuchó el armario abrirse y por primera vez pudo verla colgando de una soga. Era una mujer vestida de blanco, bañada en sangre, que lo miraba fijamente con odio y repulsión. Tenía 8 años y no podía hablarlo con nadie. A partir de allí, las cosas empeoraron para él: la mujer dejó de estar colgada para arrastrarse hasta la cama.

Con el paso del tiempo, comenzó a buscar alternativas. Empezó a ir a la iglesia y hasta se bautizó en un intento desesperado por detener aquello. Pero nada funcionaba, así que compró una ouija para intentar comunicarse. La respuesta, claro, fue peor de lo que imaginaba: la mujer le decía una y otra vez que su intención era lastimarlo.

La pesadilla duró seis años hasta que la familia se mudó. El día que estaban yéndose de allí, el encargado del edificio le confesó que no creyó que durarían tanto ya que una semana antes de que ellos llegaran a vivir a ese departamento, una mujer había matado a toda su familia y se había suicidado. Él mismo había encontrado los cuerpos y limpiado la casa. Lo peor, sin embargo, fue enterarse que sus padres estaban al tanto de esa situación y se lo habían ocultado durante todo ese tiempo.

Confiado en que todo cambiaría, Jason comenzó una nueva vida. Hasta que volvió a encontrarse con ella en la calle. Y allí una certeza lo invadió: aquella mujer iba a perseguirlo hasta que un día lograra atraparlo.

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...