Interés General

La Ley de cannabis medicinal, ¿en qué quedó?

La Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires realizó una encuesta totalmente anónima sobre el uso del cannabis medicinal en la Argentina y nosotros volvimos a preguntarnos sobre la Ley que tiene en vilo a muchas familias.

La Ley de cannabis medicinal, ¿en qué quedó? - Radio Cantilo

jueves 09 May, 2019

Además de consultar sobre el uso de cannabis medicinal por parte del encuestado o de sus familiares o allegados, la encuesta apunta también a la evaluación de la información recibida de parte del Estado en cuanto a políticas relacionadas con el cannabis y lo más importante: la opinión sobre la regulación del autocultivo de cannabis para fines medicinales, un punto faltante en la sanción de la actual ley de cannabis medicinal.

¿En qué quedó la ley?

La Defensoría cuestionó que los laboratorios de producción pública de medicamentos nucleados en la Agencia Nacional de Laboratorios Públicos (Anlap) “no están produciendo ni comercializando actualmente cannabis para uso medicinal, terapéutico y/o de investigación, y tampoco el INTA ni el CONICET se encuentran realizando tareas de investigación con fines médicos y científicos”.

“La preocupación de este organismo está en promover los derechos de la gente. El mismo organismo presentó un amparo colectivo de personas que necesitan acceder al derecho que la ley les otorgó, donde toda persona que tiene la receta médica pueda acceder a cannabis medicinal”, nos explicó Sebastián Basalo, director de la revista THC en la mañana de Total Normalidad.

Tapa: ¿Hay pocos médicos que se animan a firmar receta?

Sebastián: No son tantos como uno quisiera, pero son cada vez más. Muchos de ellos no tienen la información necesaria para recetar, una cepa en vez de otra, y hemos dado muchas charlas, porque la planta es muy compleja y la eficacia de cada cepa en relación a otra amerita formación. El médico Marcelo Morante en la ciudad de La Plata se propuso, entre otras cosas, dar un curso de formación en la ciudad para los propios médicos. No hay ley por mejor que sea (aunque la nuestra no lo es), como pasó en Canadá, que se puede aplicar correctamente si no tenemos la formación necesaria para poder recetar una sepa y no la otra, periodicidad de consumo, etc. 

T: ¿Se va a presentar un nuevo proyecto de Ley o modificación en relación al autocultivo?

S: No, lamentablemente no hay presentaciones en el Senado para poder superar esta pésima ley que tenemos en Argentina. Si lo que se propone es la regulación del autocultivo, que como bien decías hay familias en peligro que lo están haciendo por necesidad en sus casas. También hay que decir que es un derecho poder decidir si consumir la forma natural de una medicina, sin los fármacos o productos químicos. Se trata de democratizar también. En el caso de cannabis, la única forma de asegurar el poder acceder es el autocultivo. Leyes como la de Canadá y la de todos los países del mundo donde se contempló el cannabis medicinal contempló el autocultivo. No faltan intereses, laboratorios o ganas de ganar dinero alrededor del cannabis. Pero las experiencias en el mundo indican que en los países que se quiso restringir el consumo solo a la venta farmacéutica no pudieron llevarlo adelante así e incluyeron la posibilidad de autocultivar. 

Podemos dar fe en la Argentina de que hay muchas personas interesadas en acceder a cannabis medicinales, que padecen diversos problemas de salud, y son personas que no tienen la posibilidad de autocultivar y terminan yendo hacia el mismo mercado donde un pibe va a conseguir un porro: el mercado negro. Estamos con una bomba de tiempo, con gente que tiene problemas de deterioro de salud y está yendo allí.

 

Sebastián nos contó de algunos fallos que dio la justicia autorizando a familias a cultivar, cómo sigue la discusión con el Estado en la era de la “judicialización” de la Ley, y cómo continúa el trabajo en Jujuy, que está terminando el trámite para la importación de semillas frente a la donación de un predio fiscal para el cultivo.

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...