Interés General

¿Estamos perdiendo la visión? Conocé de qué se trata el síndrome del “ojo seco”

En una entrevista con Media Hora Más el presidente de la Sociedad Platense de Oftalmología, Ariel Hansen, nos cuenta hasta dónde las pantallas nos afectan la visión y la gravedad que recubre la sobreexposición a estas.

¿Estamos perdiendo la visión? Conocé de qué se trata el síndrome del “ojo seco” - Radio Cantilo

viernes 09 Feb, 2018

Más de 14 millones de personas en todo el mundo sufren de esta patología que se debe a causa de nuestra constante exposición a las pantallas de nuestros smartphones, computadoras y televisores. Si bien se conoce la forma adecuada para realizar un tratamiento acorde con el problema, la medicina no termina de descubrir qué es lo que puede suceder realmente ni la magnitud del problema.

“Las pantallas nos hacen parpadear menos, ya que tenemos la vista fija en los diferentes dispositivo, por lo tanto el ojo no genera la lágrima que recubre y protege al ojo”, informa Ariel Hansen.

“Se trata de una cuestión de enfoque, si tenés una imagen continua que no va cambiando, es común dejar la vista fija. En el caso de un libro uno debe cambiar de hoja o renglón, haciendo cosas que cortan esa continuidad que te da la pantalla”, añade.

No sabemos la gravedad que tendrá en los jóvenes de hoy cuando tengan 30 o 40 años de "ojo seco"
 

El síndrome del ojo seco genera, a largo plazo, un proceso inflamatorio no solo por la falta de lágrimas sino también porque puede producirse una conjuntivitis crónica. En ese caso el tratamiento para hacer frente a esta patología demanda no solamente el uso de lágrimas, sino también de antiinflamatorios.

Para Hansen lo más preocupante es la relación de los millennials con el entorno tecnológico, porque si bien está demostrado que pasar tantas horas frente a una pantalla tiende a generar mayor “miopización” en los niños, el mayor problema radica en la cantidad de jóvenes con este síndrome desde muy pequeños.

“Estoy viendo muchos chicos con procesos inflamatorios crónicos desde muy chicos y no sabemos qué puede pasar cuando tengan 30 y 40 años de ojos secos. Actualmente no tenemos una generación que haya estado tanto tiempo expuesto a esto, por lo que las consecuencias aún nos resultan un interrogante”, alarma Hansen.

Dale play y escuchá la nota completa para enterarte más detalles:

 

LEETE TAMBIÉN...